La solidaridad y la fe no tienen distancia: desde Córdoba tres mujeres se trasladaron a Charata para ayudar a quienes mas lo necesitan

SOCIEDAD

En MOVILERO.com.ar queremos contar una historia emotiva en que la solidaridad asi como la fe no tienen distancia pero si la convicción de poder hacerla. 

Desde la Provincia de Cordoba un grupo de mujeres se ha trasladado hacia la ciudad de Charata y ha tenido la posibilidad de ayudar al prójimo.

Todo nació a partir de un complicado problema de salud que Veronica pudo superar milagrosamente. A partir de allí decidió impulsar junto a sus amigas “Pila” y Ana este conmovedor gesto de solidaridad.

En estos días están visitando distintos barrios con la intención de entregar todo lo que la gente les han donado para poder tender una mano a quien lo necesita.

Veronica, protagonista principal de esta historia, expresó: “Somos de la localidad de Las Perdices, Córdoba, y vivimos a cumplir una misión. Hace tres meses que estamos recaudando ropa y útiles escolares que después se irán a repartir en el inicio de la escuela”. “Vinimos con el fin de llenarle el alma a las personas que realmente necesitan”, expresó.

Por su parte Analia Simolin, integrante de una conocida familia de la ciudad de Charata, detalló que ya estuvieron en el barrio Cambalache y Barrio Norte. Y detalló: “Yo conozco a Vero y me tiro la idea. Yo le dije que soy de Charata donde hay muchos barrios que necesitan. Empezamos a mandar mensajes en grupos de Whatsapp y Facebook solicitando colaboración y sin darnos cuenta juntamos un montón de ropa”.

“Si bien siempre esperas un poco es muy gratificante cuando recibís el doble o el triple de lo que imaginas. Yo soy de aca y me fui a vivir a Córdoba y les agradezco a ellas este gesto de solidaridad”, agregó Ana.

En este sentido Veronica dio mas detalles acerca del dificil problema de salud por el que atravesó y logró superar. “Yo pase por una situación muy fea. Como yo siempre digo a todos los que me conocen me fui y volví con esta iniciativa de poder ayudar a la gente”, señaló.

“Lo mio fue un milagro de Dios, estuve muy mal, atravesé por una hemorragia intestinal en que literalmente me iba en sangre. Fueron horas mias en que estuve entre la vida y la muerte y gracias a Dios hoy estamos acá estamos acá intentando ayudar a quien lo necesita”, sostuvo.

Emocionada hasta las lagrimas Vero asegura: “Estoy muy feliz por hacer esto, acompañada de gente que es muy buena. Las abrazo a ellas y es algo increíble, es una emoción muy grande”.

Pila a su vez es procedente de Villa Maria y remarcó que durante muchos años trabajó en la salud y esto le permitió tener muchas conexiones. “Cuando surgió esta idea y empezamos a hablarnos no paramos nunca. Este viaje lo debíamos hacer antes de las fiestas pero por algunas cuestiones no pudimos viajar. A medida que pasaban los días íbamos recibiendo mas donación. Hasta ultimo momento iba llegando cosas, la gente es muy solidaria”, afirmó.

A su vez Pila afirmó:”Queremos agradecer al esposo de Vero que gracias a el hemos podido traer todas las cosas y tambien a la familia de Analia que se portaron muy bien con nosotros, nos ofrecieron su casa como si nos hubiesen conocido de toda la vida”.

“Me voy encantada de Charata, no imagine que Charata fuese tan grande tan bella y tan solidaria”, finalizó.

Comentarios