Le robaron tres veces a una abuela y vive con temor: “Tengo miedo que me maten, hagan algo”

POLICIALES

Es complicado cuando desde la delincuencia pone en peligro a los abuelos. Son personas que están mínimas condiciones físicas. 

Paulina tiene 76 años, padece presión arterial, toma a diario entre tres y cuatro pastillas. Es una nueva victima de la inseguridad con hechos habituales.

Días pasados personas desconocidas ingresaron a su vivienda sita en calle Chacabuco y le robaron un lavarropas y un tanque de agua de 500 litros. Ya le habían robado un televisor. Ella dio a viso a la policía y todavía sigue esperando la presencia de los efectivos.

En dialogo con MOVILERO.com.ar Paulina detalló que “el jueves pasado me robaron el lavarropitas que tenia. Ese día estaba solita. Me levanto a las 4 de la tarde, salgo a la cocina, hice una mirada para allá y mi lavarropas no estaba”.

“Y el viernes a la medianoche me robaron un tanque donde tenía agua de lluvia. Al otro día me levanto, miro para allá y no estaba el tanque. Yo estaba contenta, decía que me iba a lavar la cabeza con agua de lluvia, estaba lleno. A veces tomaba ese agua. Me tiraron todo el agua y me lo llevaron. En el barro se veía el rastro que andaban en una moto. A su vez, la abuela reveló que “anteriormente me robaron la tele y gracias a Dios la pude recuperar. Por mis vecinos me enteré que era un muchacho de apellido Gambarte”, agregó.

Ademas, la abuela reveló: “La última vez la Policía no vino. Toda la tarde me quede sentada amargada, no me acosté a dormir la siesta por esperarlos a los policías y no aparecieron. Ya vamos enseguida me dijeron, todavía los estoy esperando. Mis vecinos me contaron que me llevaron mi lavarropas en el hombro, me dieron nombres y todo. Son dos personas, una mujer y un hombre”.

Estos robos reiterados producen mucha bronca. “Lloraba desesperada por mis cosas, ya no las voy a poder recuperar. Me lastima mucho esto que me están haciendo, cuando estaba mi esposo no pasaba nada. Ahora ven una persona mayor, que está sola y están decididos a hacer cualquier cosas. Me entran todo el tiempo a la casa, hasta la palita de levantar la basura me robaron”, manifestó.

Concluyó: “Tengo miedo que un día me rompan la ventana, entren y me maten. Pido a Dios que me de fuerzas. Todas esas noches que pase esto no podía dormir. Estoy cansada de esta situación, quiero que hagan algo las autoridades. Desde la policía me dijeron que ya iban a venir y todavía estoy esperando”.

Comentarios