Natalia Coronel: “En el hospital de Charata atienden mal a la gente”

SOCIEDAD

Días pasados un desorden tuvo lugar en la guardia del Hospital de Charata. Esto generó una denuncia de parte de la doctora Johana Carolina Rampazzo, medica que trabaja en dicho nosocomio, por un insultos y empujones que habría recibido de parte de una persona quien es la madre de un menor quien requería atención. 

Esta persona es Natalia Coronel quien da la cara por una situación en que se siente dolida por lo que se expresó y se contó de la supuesta lesión que habría recibido de su parte la Doctora Rampazzo en la guardia del hospital Enrique V. de Llamas.

Esta vecina de nuestra ciudad dio su versión del hecho y manifestó que la doctora Rampazzo no tuvo predisposicion para atender a su hijo de 3 meses. En duros términos aseguró que en el hospital de Charata el personal medico y enfermeros atienen mal a los pacientes y cuestionó a su directora Estrella Rey”.

“Estoy indignada y enojada por lo que hicieron trascender acerca de la doctora Rampazzo que fue agredida. Yo quiero que la gente y el pueblo sepa que no es la primera vez que pasa, pasa siempre. De hecho yo he visto que en los comentarios en redes sociales no hay un solo comentario de la gente a favor de ellos. No soy la única que sufrió esto, simplemente que nadie habla porque tienen miedo que despues no lo atiendan. Ellos dicen que la medica fue agredida pero los que agreden a la gente son ellos, todo el tiempo, con la mala atención y con la mala educación porque vos estas en la guardia esperando porque a tu hijo le duele el odio y ellos te dicen que no es una emergencia. Es un bebe de 3 meses y medio y con dolor en el oído que es muy feo. El no habla, soy la madre y yo tengo que salir a hablar por el”, sostuvo Natalia Coronel.

Y añadió: “Cuando yo llego al Hospital ella (doctora Rampazzo) estaba en la guardia, atiende a dos o tres pacientes y se va no se a donde. Esperamos a que vuelva y cuando volvió había dos mujeres adelante mio, ella las atiende y cuando sale la ultima chica estaba la puerta abierta, paso yo y la doctora me dice ‘Que’. ‘Para el médico’, le digo yo.  Y me dice ‘No, espera afuera. Yo todavía no llame, estoy ocupada’. Yo miraba y decía ocupada con quien porque no había nadie. Salgo, no le dije nada, pegue la vuelta y me voy por la vereda y miro por la ventana que da a la calle y no había nadie con ella. Me voy, la observo a la doctora y estaba con el celular. La otra enfermera apoyada de brazos”.

“Le digo a mi marido que estaba con el celular y no se por que no quiere atender. Estaba llena la guardia. Mi marido golpea la puerta y le dice ‘que vas a hacer, vas a atender o no. No seas tan desubicada de estar con el celular cuando tenes una guardia llena de gente. El le dijo así con bronca porque vos vas con tu hijo que se siente mal y le duele el oído. Y mi marido le dice ‘Sos tan pelotuda de estar con el celular, pareces una pendeja’, eso fue le que le dijo mi esposo a ella. En ese momento ella dice ‘ah no, yo llamo a la Policía porque esto es una agresión verbal’. Yo le digo yo a ella ‘cual es la agresión verbal, porque te dicen la verdad. Que es lo grave que te dijeron, atendelo a mi hijo’. Me pidió que le dijera mi nombre y le dije que no, que no le iba a decir mi nombre y que atienda a mi hijo”, manifestó Natalia.

Y agregó: “Llamó a la Policía y después me pregunta que tiene mi hijo. Le digo que aparentemente le duelen los oídos porque le toco y grita de una forma desgarradora. ‘Yo no soy pediatra, le voy a dar un inyectable’, me dice la doctora. No lo revisó, no le miró la fiebre, ni siquiera hizo por tocarle los oídos para ver si le dolía. Si yo le decía que le dolía la panza ella le iba a dar algo para la panza. ‘Vine a buscar una indicación para que me des y ni siquiera lo revisas, le digo. Le pasa la indicación de un inyectable a la enfermera ‘pero todavía no le pongas’ le dice. Aparentemente ella quería que llegue la Policia, es como una nena caprichosa la doctora, lamentablemente”.

Asimismo, Natalia Coronel prosigue: “Le pido que le pongan la inyección a mi hijo que estaba con mucho dolor. Salgo afuera y le pido a la gente que estaba ahí si alguien podía llamar al canal para que registren lo que estaba haciendo la doctora porque hay una criatura de 3 meses y medio enferma a quien ella no le quería poner el inyectable porque la Policía no llegaba. O sea si la Policía venía horas después mi hijo hasta ese tiempo iba a estar con dolor de oído porque a ella se le puso que la Policía tenia que venir porque ella se sintió ofendida porque le dijeron que está chateando. La doctora Rey dijo que ella estaba en una urgencia. Por que no muestran las cámaras de seguridad que tiene el hospital y que vean cual es la emergencia que ella estaba atendiendo en el momento que tenia que atender a mi hijo. Es una mentira”.

Ademas, la madre del menor indicó: “Hace poco vi una situación de un nene al que le picó un alacrán. Es un dolor fuerte. El papa tira todo y sale corriendo a llevarlo al medico porque no quiere ver a su hijo sufrir. La doctora le cierra la puerta en la cara y le dice, ‘espere porque no lo va a matar el alacrán'”.

Natalia contó que afuera estuvo esperando 1 hora y media para que lo atiendan a su hijo: ‘Adentro estuve mas de 20 minutos. A la enfermera le pedí que le ponga el inyectable a mi hijo porque ella ya tenia la indicación. Me contestó que ella no tiene nada que ver y me dijo “yo no soy tu empleada”. Le dije que ella era una empleada publica y lo tiene que atender a mi hijo. Yo me saque y e indigne porque se estaban burlando. No les importa el dolor de una criatura de tres meses y medio que no habla. “No me importa que me muestren en las cámaras, pónganle la inyección a mi hijo porque las cago a trompadas”, esa fue mi reacción en un momento de bronca”, señaló.

Natalia Coronel por su parte aseguró: “Pasa con cualquier madre o padre que vayan a hacer atender a su hijo. Ellos te pisotean, piensan que uno va a pedirles un favor, que uno puede ir al hospital a perder el tiempo, yo trabajo, mi marido trabaja y le hice salir del trabajo para que nos lleve al Hospital. Yo no voy a molestarlas, ellas dicen ser doctoras. Si no quieren atender a la gente que se dediquen a otra cosa, si la gente las molesta que se queden en su casa. Hay gente que va porque necesita ser atendido, no va porque la quieren ver a ella. Quien va a querer ir al hospital si ellas siempre te atienden de mala cara”.

“Cuando estas en el pasillo esperando la guardia, ellas están a las carcajadas. Les golpeas la puerta y te dicen ‘qué necesitas’, en mal tono. A vos te parece que una enfermera o una medica se puede dirigir así a un paciente enfermo a un familiar de el. Me molesta mucho estas actitudes, yo nunca salí a hablar pero me pasó con mi mamá y me pasó con mi papá. A la doctora Rey, que es muy inteligente, tiene estudios, se sabe expresar y sabe acomodar las cosas a su manera, quien va a contradecir la palabra de una doctora; le pregunto: Cómo ella puede salir al aire a decir cosas si ella no estuvo. Ella no presenció lo que pasó, habla porque alguien le cuenta o le dice. Ella son las 11 de la noche en su guardia y está durmiendo. Yo quisiera que alguien o la gente salga y hable de esto. La otra vez lo llevé a mi hijo a esa hora y me dijeron que estaba descansando. Meses atrás mi papa volaba de fiebre, estaba temblando, no podía caminar y no podía caminar. Se va al medico, se va a la guardia y estaba la doctora Rey. Lo atiende el enfermero, como puede un enfermero revisar y medicar a un paciente. Me fui de vuelta al hospital con mi papa y le dije que necesitaba que la doctora lo medique, no el enfermero”, expresó.

Natalia Coronel expresó: “Yo quiero que esto no pase mas, que sean respetuosos con la gente que necesita del medico, que traten bien a la gente que va al hospital, la gente va porque necesita, porque esta mal. No va de puro gusto. Ellos tratan peor que a un perro a las personas. Todas las personas que van les molesta. Si vos vas con alguien con dolor de oído o le agarró dolor de muelas esa hora, uno no busca que le duela la muela. Ellos te dicen no es emergencia, aguantatelas. No tienen corazón, lamentablemente estos médicos no tienen vocación. Se olvidaron de cuando estudiaron. Son falsos, son mentirosos al igual que la doctora Rey. Ojala se atrevan a mostrar las imagenes de las cámaras de como se manejan en las guardias”.

Concluyó: “Me dijeron que la doctora Rampazzo va a renunciar porque se siente mal. Que renuncie, nunca tendría que haber sido medica ella. Tendría que haberse dedicado a otra cosa. Ella no es medica, tiene un titulo que lo hubiese colgado en su casa y cuando llegaba decir mira me recibí de doctora. No tiene vocación, no tiene respeto por la gente. Hay un solo medico y dos o tres enfermeros que atienden bien a la gente en  el hospital. Después todos son unos irrespetuosos. Yo quiero que este hospital cambie, cuando la gente vaya por lo menos que sean respetuosos”.

Comentarios