Carlos Galarza: “Estoy agradecido a Dios porque me dio la posibilidad de trabajar en mi Charata”

SOCIEDAD

Dias pasados a Carlos Galarza, Comisario General en funciones, le llegó desde la Jefatura de la Policía del Chaco la ultima notificación en su carrera dentro de la fuerza: llegó a la ultima jerarquía y pasaba a retiro.

Un acontecimiento de vida que traspasa la carrera policial de un hombre que a base de trabajo, responsabilidad y seriedad supo ganarse la aprobación y en algunos casos hasta el cariño de la comunidad de Charata.

En dialogo con MOVILERO.com.ar Carlos Galarza habla de como fue llegar a la ultima jerarquía, los buenos momentos y los días duros dentro de la fuerza; y cuanto cuesta dejar de transitar los pasillos de la Dirección de Zona Interior Charata. A la hora de los agradecimientos, apunta a dos pilares fundamentales en la vida de todos: la familia y Dios por permitirle trabajar y llegar a esta etapa en su Charata querido.

“Quiero decir gracias a todos. Primero gracias a Dios por estar en este momento en que me siento bien. Gracias a mi familia, a mi señora, mis hijos, mi vieja, mis hermanos que siempre estuvieron cerca y acompañaron en los momentos mas duros cuando necesitas que te sostengan un poco. Y a gente que siempre se acercó en buena forma y hasta en momentos en que hubo necesidad de una critica se la hizo con un respeto absoluto como para dar el volantazo para mejorar. Esa es la cosa que siempre hay que reconocer. Siempre hemos salido a pelear en lo momentos duros y salir a dar una explicación para que la gente entienda nuestro punto de vista y como lo estábamos trabajando al tema”, sostuvo Carlos Galarza.

Y aseguró que siempre tuvo un buen equipo de trabajo: “Una segunda linea espectacular y sobre todo personal de todas las unidades, personal subalterno que siempre acompañó y entendió, a veces no del todo contento porque hay momentos en que se toman decisiones y hay que dar ordenes. Y hay que cumplirlas. Igualmente mucho mas que satisfecho, enormemente agradecido al barba porque me dio la posibilidad de trabajar en mi Charata y llegar al máximo lugar dentro de la responsabilidad en Charata que es realmente, no digo complicado, pero si que cuesta. Y son años de estar, de andar y siempre recibí muy buena colaboración y buena onda para poder trabajar y dar algún buen resultado, algunas veces bien y otras mal. Algunas veces hasta pido disculpas porque no hemos podido solucionar algún inconveniente, pero siempre tratando de dar una solución y una salida y tratando de hacer las cosas bien”.

CGalarza siempre se manejó dentro de la fuerza con con un determinado perfil que indicaba o es blanco o es negro. “En la Policia no debe haber puntos medios porque estamos en la legalidad, o estamos en contra de ella. Y nosotros no podemos estar fuera de la ley, de ninguna manera”, señala. “Y administrativamente que es la cuestion interna, o hacemos las cosas bien o las hacemos mal. No podemos tener puntos medios. Y siempre tenemos que tratar de apuntar a mejorar. No quedarnos en que salió bien o parece que estuvimos bien, no tuvimos demasiado problemas. Siempre insistí en que hay que tratar de lograr la perfección, hay que tratar de llegar con los recursos que tenemos. Siempre nos quejamos de los recursos: poco personal, pocos vehículos que no es una novedad. En todas las instituciones ocurre lo mismo. Pero siempre dije lo mismo: con la inteligencia nuestra implica que conseguir los resultados es importante. De esa forma hay que trabajar”, añadió.

Nunca hubiese querido pero Carlos sabia que iba a llegar este día de dejar de pertenecer a la fuerza de manera activa. “Cuesta muchísimo dejar”, expresa. “Es duro, es complicado porque de un día para el otro pasas de una super actividad a practicamente estar todo el día. Y para nosotros contar con espacio todo el día es difícil porque antes no teníamos mañana o tarde. Tu cabeza esta pendiente de que que la seguridad este, que los vehículos estén, que los destellos estén bien encendidos, que los muchachos estén bien preparados, bien parados. Hay un montón de situaciones que nosotros íbamos atendiendo, al menos lo hacia yo. En ese sentido tratando de llevar y que las cosas estén bien. Y ante cualquier situación tratar de solucionarla. Ese sería el punto. Y a veces se da y a veces no”.

Consultado acerca de que si cuando ingreso a la escuela penso que iba a llegar a esta jerarquía, Galarza es contundente: “De ninguna manera. Lo mio en la Policía es prácticamente un sueño. En Charata estoy volando de contento, de alegría, junto con toda mi familia. Y ahora en este momento tratando de acomodar y reacomodar los horarios y la vida en todo caso. Tremendamente agradecido, contento por lo que resultó en Charata y porque me permitió Charata trabajar de esta forma”, finalizó.

Comentarios