Sonia Ibrahim: “La ley de aborto de nada serviría si no se impulsan políticas de educación sexual”

SOCIEDAD

En los últimos meses la legalización del aborto ha sido un tema de relevancia en nuestro país. El debate ciudadano llegó la Cámara de Diputados de la Nación donde se discute un proyecto de ley. 

La sociedad está divida en dos grupos bien definidos: los que se manifiestan a favor y los que están en contra del aborto. Algunos hablan con recelo de este tema. Sin embargo la profesora Sonia Ibrahim da a conocer su punto de vista en dialogo con MOVILERO.com.ar

La docente se manifiesta a favor de la legalización del aborto pero advierte que de nada serviría la sanción de esta ley si no viene acompañada de políticas estatales de educación sexual y reproductiva en nuestro país.

“Es un tema muy controvertido y quiero hablar como ciudadana, como muer y como educadora. No me puedo correr de ese lugar. Ninguna ley cambia la vida de las personas. Lo que cambia la vida de las personas son las acciones de los gobiernos y las acciones de los ciudadanos. Eso no quiere decir que no haya que legislar, si uno legisla y no acompaña las legislaciones de otras decisiones tampoco les resuelven el problema a las personas y en este caso a las mujeres”, sostuvo Sonia.

Y agregó: “Yo me he declarado a favor de esta ley, pero también creo que esta ley tendrá sentido si desde el Estado se impulsan políticas que tiendan a la educación. No creo que una ley como esta resuelva el problema de las mujeres pero si creo que puede ayudar en algún sentido porque al transformarse en una cuestión de salud publica el Estado puede intervenir. Y al poder intervenir el Estado puede generar otras condiciones para aquellas mujeres que por alguna situación muy especial tomen esta decisión”.

Asimismo, la docente asegura que es un tema que tiene muchas formas por donde analizarlo. “Por un lado tiene que ver la cuestión ética, moral, religiosa, jurídica y esto hace a la complejidad. Depende de donde nos paremos, la posición que tengamos deberíamos poder escucharnos y respetarnos en nuestra manera de pensar. Me pareció muy lamentable tanto del lado en el que están a favor como de los que están en contra recurrir a argumentos falaces de ambos lados para sostener una posición, agresivos sobre todo. Yo no tengo por que convencer a nadie pero tengo el derecho de tener un punto de vista. Pero ese punto de vista no debe atravesar una linea ética como el respeto al otro. He visto sobre todo en las redes sociales estos últimos días donde llegan de un lado y del otro mensajes que me parecen muy lamentables. Y cuando veo que son de una mujer, me duele mucho mas”, expresa.

“Estoy a favor de esta ley porque creo que para algunas mujeres esto puede evitar que su vida termine en un aborto clandestino. La ley esta lo que esta planteando es esto básicamente: el aborto existe, cómo lo hacemos,  en forma clandestina o en forma legal. Ahí me estoy parando en otro lugar. Negar que existe el aborto no se puede negar. ¿Por qué planteamos que es una cuestión de Salud Pública? Porque todas esas practicas de aborto que se realizan en lugares clandestinos terminan en Salud Pública con mujeres con grandes problemas que hay que trasladarlas, muchas veces tienen daños irremediables como la muerte. Me parece que mas allá de aborto si y aborto no, digo aborto seguro o aborto en la clandestinidad. Se apruebe o no se apruebe la ley los abortos van a seguir existiendo, el tema es en que condiciones. Yo me centro hoy en esto, en qué condiciones”, indicó.

Del mismo modo, la profesora Sonia Ibrahim afirma: “Ojala que ninguna mujer tenga que llegar a tomar esta decisión. Seguramente debe ser una decisión muy difícil de tomar. Pero si la tiene que tomar que la tome en condiciones de seguridad. Por qué hablo de la educación, porque me parece que lo único que nos puede ayudar a que esto no suceda es la educación sexual integral. Nuestro país hace 10 años que tiene una ley y no se ha trabajado como corresponde. Por eso siguen habiendo casos de aborto que van mucho mas allá del abuso como falta de información de los jóvenes. Y esto es responsabilidad de la familia pero también responsabilidad de la escuela. Y esto es lo que no se esta haciendo”.

Al respecto la docente contó que esta mañana mantuvieron una reunión con los supervisores de zona de nivel primario.: Desde el centro La Rosa Azul vamos a empezar a hacer un aporte en este sentido con unos espacios de capacitación para algunos docentes, porque queremos que las escuelas empiecen a tomar la palabra, a tomar la posta y empiecen a formar a estos niños que van a ser adolescentes. Quisiéramos que cuando ellos lleguen a tener que tomar estas decisiones lleguen con una valija de herramientas. Y que esas decisiones sean decisiones que los hagan sentir seguros, acompañados, validados. Pero también debe haber un Estado que acompañe. Esta ley tampoco tiene sentido si el hospital no ofrece un programa de salud sexual y reproductiva. Está la ley pero no se la cumple. Eso es lo que pasa en nuestro país, se sancionan las leyes pero después no se las sostiene como políticas publicas. Tampoco sirve”.

Concluyó: “Nuestro país adhirió a la Ley de Salud Sexual Reproductiva hace muchísimos años, nuestra provincia adhirió. ¿Pero en el Hospital de Charata tenemos un equipo de salud sexual reproductiva con un ginecólogo, con un psicólogo, con un obstetra? Un equipo, no una persona; que acompañe, que oriente. Yo quiero imaginarme que esta ley implicara que en lo hospitales publico haya un equipo para que oriente, que asesore e incluso habrá mujeres que si se sienten acompañadas tal vez deciden no continuar con la interrupción del embarazo. Pero para eso debe haber una estructura que sostenga y eso es lo que temo que no pase”, finalizó.

Comentarios