Charata: Maximiliano Guerra y Patricia Baca Urquiza brillaron con “Fenómena Frida” en la sala de teatro ESCUCHA

ESPECTACULOS

Este sábado nuevamente la sala de teatro de ESCUCHA se engalanó con un espectáculo de primer nivel.

Maximiliano Guerra y Patricia Baca Urquiza brillaron en la noche charatense con “Fenomena Frida” la obra que retrata a través de una dramática puesta en escena la intensa y pasional vida de la pintora mexicana Frida Kahlo.

Cabe destacar que la función se desarrolló ante un recinto colmado en el ex teatro El Galpon.

Antes la Intendente María Luisa Chomiak recibió en su despacho a estas reconocidas figuras de la danza a quienes les obsequió un retrato y una impresión de una Charata hecha en metal sobre madera, obras del artista local Dante, quien además también es trabajador de la casa municipal. La jefa comunal destacó el aporte que trajo nuevamente el Espacio Cultural Charata a la ciudad “haciendo posible que podamos ser espectadores de una obra como esta en nuestra comunidad, con un agregado que en esta ocasión es que estos grandes bailarines también ofrecieron su experiencia a las academias de danza locales y compartir el ensayo previo a la presentación”, expresó.

También la concejal Graciela Orellana, en representación de sus pares, hizo entrega a Maximiliano y Patricia de la declaración de interés realizada por el Concejo Municipal.

 

“FENOMENA FRIDA”

La muerte que ronda, en igualdad de condiciones, al igual que la vida, que danza por momentos alegremente y casi con frenesí cuando encuentra un alma para hacerla suya. Desgranar esta puesta en escena sería también contar parte de la misma historia mexicana, hecha de sucesos, pero también de tradiciones. Sólo por un momento – alrededor de una hora y media o lo que dura la obra – esos olores y esos colores nos alcanzan y nos llevan a un mundo lejano, pero también cercano, a veces habitado por nosotros mismos.
Un magnífico y siempre vigente Maxi Guerra trae a la escena de Charata “Fenómena Frida”, una obra que muestra , de a ratos de manera desgarradora, las pasiones de una vida única, cosida de heridas y muchos sufrimientos. La figura de la siempre eterna Frida, emerge del cuerpo de Patricia Baca Urquiza y en ese cambio de roles, se confunden y entremezclan, para transmitir sin palabras y casi sin música, cómo a veces duele la vida por querer vivirla tanto.


En ese espacio, la danza emerge como un bálsamo que deleita los sentidos, todos, en esos juegos donde el amor, la traición, el deseo, el dolor, ese profundo, insoportable dolor a veces físico, otras emocional, que nos conmueve de una y mil maneras, porque en el afuera a veces nos muestran lo que tenemos dentro.
Seguir ocupando párrafos y letras sería innecesario, porque de vez en cuando las palabras solo pintan parte del espacio de los sentires. “Fenómena Frida” es eso: pasional, única y conmovedora, es lo que escribo en primera persona y que quizás para otro no sea nada, es también la docencia que sus protagonistas ofrecen desinteresadamente a los alumnos de las academias de danza de este Charata tan heterogéneo, que seguramente será un motivo que genere otros espacios, otros encuentros, en un efecto multiplicador que enriquezca un poco más alguna historia personal.
Y finalmente lo más importante: el inmenso disfrute de asistir a este encuentro, y dejar por un rato de mirar el celular, la hora y el espacio, dejarse llevar por lo que transcurre en el escenario, que no es ni más ni menos, que soñar despierto.

Comentarios