Dengue: hallaron enorme criadero de mosquitos en una pileta en el Barrio Municipal

SOCIEDAD

Este miércoles y jueves desde la subsecretaría de Ambiente, Bromatología, Equipo de Vectores y la Planta de Tratamiento de Residuos Solidos Urbanos se llevó adelante un operativo de control focal y vacunación de animales domésticos en el Barrio Municipal. 

La intención fue realizar un trabajo integral de prevención del dengue a través de la concientización y la limpieza de recipientes y focos de infección a futuro ya que se avecina el periodo de lluvias que contribuye a la proliferación de mosquitos.

Mientras realizaban operativos casa por casa los integrantes del equipo de vectores se encontraron con una sorpresa. A esta altura del año en uno de los domicilios hallaron una pileta Pelopincho con 30 centímetros de agua, un enorme criadero de mosquitos que transmiten el dengue . A simple vista observaron la presencia de innumerable cantidad de larvas.

Cabe destacar que el barrio municipal fue uno de los mas afectados por la enfermedad en su momento con la aparición de varios casos. Y llama la atención de la falta de colaboración para tratar de evitar este lamentable escenario.

Inmediatamente procedieron a arrojar el agua y a adoptar las demás medidas de precaución.

El secretario de Gobierno, Pedro José Llanos, quien estuvo al frente de este operativo de prevención, aseguró que “el no enfermarnos de dengue tiene que ver con la conducta de los ciudadanos, con la conducta nuestra de la comunidad. Entre todos podemos no tener dengue en este barrio donde hemos tenido problemas. Necesitamos el compromiso del vecino de cuidar su domicilio, de avisar cuando hay un domicilio que esta con botellas y recipientes”.

Y reveló: “Estuvimos en una casa donde había una pileta Pelopincho a esta altura del año tapada de larvas con 30 centímetros de agua. Para esta época del año, después de todos los avisos que hacemos, creo que la falta es de compromiso del vecino porque tiene infinidades de miles de larvas allí. Lo probamos, le pudimos mostrar y le informamos. El problema es que después somos responsables nosotros. Entonces le pedimos que limpie su pileta, que arroje lavandina y que la desarme. Que cuando venga el verano que la arme, la cargue y la tape. es una cuestión de conducta”.

“Eso es un ejemplo. Todo el trabajo que hacemos nosotros se nos arruina con esto. En una botella hay miles de larvas, te imaginas en una pileta tipo Pelopincho. Ese es el compromiso que necesitamos del vecino”, expresó el funcionario.

 

Comentarios