Hermana Carmen, sobre robo y cierre del comedor: “Esto es lastimoso, a uno le dan ganas de llorar”

SOCIEDAD

Hoy la inseguridad le ganó la pulseada al comedor del Barrio Esperanza. A raiz de los constantes robos decidieron cerrar el centro comunitario. El ultimo fue este fin de semana donde delincuentes intentaron sustraer dos tubos de gas y destrozaron parte de las instalaciones. 

Todas trabajan pero la que siempre vemos y tenemos contacto con ella: la hermana Carmen Arbúes. Hoy estaba muy enojada, muy triste por esta situación que deben soportar en cuanto a robos que se siguen registrando y no tienen ningún tipo de respuestas. Respuestas tienen de parte de la comunidad que siempre los esta ayudando. Pero ellos quieren saber qué pasa, qué sucede y hasta cuando van a tener que continuar sufriendo hechos de inseguridad.

Han tenido que levantar una pared de casi 5 metros y medio para que no salten el muro, tiene toda la seguridad habida y por haber pero lamentablemente siguen haciendo de las suyas los cacos.

En el centro comunitario del Barrio Esperanza se atiende a 85 niños y jóvenes en edad escolar que concurren al comedor. 25 niños que no asisten al retiran su porción de comida todos los días, bebes y niños mas grandes. De esta forma mas de un centenar de niños por la inseguridad se ven impedidos de tener su comida diaria.

“Esto es lastimoso, a uno le dan ganas de llorar pero dice Señor perdónalos que no saben lo que hacen, a ver si lo podemos lograr. Pero no hay caso. Ya pensamos que los que hicieron esto estaban en la prisión, pero siguen haciendo las suyas. El caso es no trabajar. Los que están en el campo vienen y trabajan, los que están en la ladrillería hay algunos que tambien se dedicaban a la droga cuando salieron de aquí del taller. Pero ahora están hicieron su casita, esta haciendo ladrillos y eso te emociona, ver que trabajan. Pero el que no trabaja ya decía San Pablo que no coma, pero estos roban”, expresó la hermana Carmen.

Los cacos provocan destrozos en el comedor y hoy los chicos ven interrumpido su servicio a raíz de esta situación. “El comedor se cierra por ahora porque no se puede. Charata es generosisima, no solo de aquí sino gente que viene de afuera que te traen todo, dan y dan con generosidad, es algo alucinante cada dia, vemos y tenemos que dar las gracias”, agregó.

Foto archivo: centro comunitario del Barrio Esperanza

La hermana Carmen pide Justicia por estos hechos de in seguridad al que son sometidos constantemente: “Pido a la Policía que les den un escarmiento a los que hicieron esto porque sino van a seguir haciéndolo, no? Yo he estado en Costa Rica donde he tenido que ir a la cárcel, he tenido que ir a ver a los que están allí presos porque hay mas de 5 mil presos en una cárcel. Sin embargo he visto que se han salvado, y uno dijo: “doy gracias a Dios porque el estar aquí me ha convencido de que Dios existe, y ahora voy a salir y todo lo que he aprendido y me han enseñado porque ha venido gente a ayudarme, entonces lo que he recibido voy a dar. Que eso lo diga un preso te emociona.

Hoy es trabajar y encontrarse con este tipo de cosas. “No nos tenemos que asustar sino emprender y ver hasta donde podemos llegar. Vamos a seguir aportando datos para ver si se soluciona esto.

 

Comentarios