Víctor Alomo, entre su oficio de docente y la pasión por el recitado

SOCIEDAD

Victor Javier Alomo, mas conocido como Picurú, es uno de los personajes más queridos de la ciudad de Charata, reconocido por la práctica permanente de lo que considera como un hobbie: la poesía y el recitado.

Sin embargo, más allá de su pasión por la tradición hay otra faceta de Victor que muchos no conocen. Alomo es profesor de Geografía y Lengua. Dicta clases en el Colegio Nacional y en el Instituto de Nivel Terciario.

“No fue fácil, fue un sacrificio enorme haber estudiado y poder llegar a ser docente”, manifestó en diálogo con STC Informa.

Esta mañana se reunió junto a su amigo Arrascaeta, otro personaje conocido de la Perla del Oeste, para rendir homenaje al Gauchito Gil.

“Un refusilo en la mano, payé doble en el mirar. Antonio Gil los podía, pero no quiso pelear. Era inocente, y sabían que robó no por maldad, la inocencia de los pobres, se llama necesidad”, fue el recitado de Victor para el gaucho que despierta devoción popular en esta parte de la Argentina.

“Yo recito versos gauchescos. Lo hago por simple naturaleza, lo hago porque me gusta, para llegar a la gente. A la gente le gusta, yo no soy un poeta ni recitador. Simplemente aficionado, lo hago por hobbie, no para vivir de esto”, asegura Alomo para cerrar dejando otra gran recitado:

Allá lejos y hace mucho
me contó un viejo linyera
de una gran conversación
que tuvo el río y la piedra.

Empezó el río diciendo:
-“No te opongas en mi senda,
compréndeme, voy de prisa,
¿detenerme? ¿de ande, yerba?
porque el río que no corre
tiene en su entraña: agua muerta.

 

Comentarios