Mirta Paz: “Estoy harta de los robos, ya no sabemos qué hacer”

SOCIEDAD

El Taller Protegido es una de las tantas instituciones de bien publico de Charata que brinda atención a personas carenciadas de nuestra ciudad a través de un desayuno y almuerzo diario. 

Lamentablemente en los últimos tiempos ha sido victima de constantes hechos ilícitos en que delincuentes no solo se llevan elementos importantes para su funcionamiento sino también generan destrozos en sus instalaciones.

Cansada de la inseguridad en la ciudad de Charata la coordinadora del taller Rosa Mirta Paz expresó que está harta de esta situación: “Esto de que te roben, que salis a pedir, que te dan las cosas, que te vuelven a robar. Te toman el pelo”, expresó.

Y manifestó que el que compra algo robado tiene que ir preso también. “Si la Policía se mueve y la gente de Charata colabora se tiene que dar con estos delincuentes”, sostuvo.

Ante la posibilidad de que pueda cerrar el lugar, Mirta expresó: “Yo amo ese lugar, adoro a los chicos, son mis hijos, Yo quiero que esto se mantenga abierto para que ellos puedan desayunar y almorzar todos los días”, concluyó.

Esto dijo Rosa Mirta Paz en dialogo con STC Informa: “Uno de los comisarios me recomendó que amplie la denuncia porque después de que yo hago la denuncia la del 3 de marzo a los pocos días hay otro robo. En el ultimo yo no denuncio la falta de palas, de un taladro y de bancos que yo no me había dado cuenta en el momento ese de locura que te pasa cuando te abren , te entran y te roban cosas, te descontrolas y no te das cuenta en el momento.

Después nos dimos cuenta que nos volvieron a robar los platos hondos que nos habían robado en la vez anterior, nos faltan ollas, vasos, llevaron la garrafa. Yo dudo que encontremos la garrafa a esta altura. Hasta ahora la Policía no encontró nada. Fui a ampliar la denuncia y nos avisaron las docentes jubiladas que están en la estación que a la tardecita andan ahí unos muchachitos dando vueltas, tirando piedras, a ver que pueden romper, a ver si pueden entrar. Le pedi a la Policía que si hay alguien que anda dando vueltas en ese lugar que los metan presos, nada tienen que hacer ahí. La Municipalidad ya nos puso un foco y ahora van a poner dos mas para iluminar ese sector porque eso es una boca de lobo. Hay un compromiso de que nos van a asegurar bien las puertas, las ventanas. Ya no sabemos que hacer porque la verdad que esto ya te supera. Conseguís las cosas, te vuelven a robar. La gente dona y te vuelven a robar. Parece que te toman el pelo ya.

Cuando a mi me agarran en caliente yo soy capaz de decir cualquier groseria. Me saca demasiado esto. Siempre ando pidiendo cosas para que los chicos tengan todo y estos delincuentes vienen y te la llevan como si nada. La gente, para que esto se termine, tiene que dejar de comprar cosas robadas porque si a vos te vienen y te ofrecen a dos mangos una garrafa es evidente que es robada. Entonces no la compres, denunciá. Yo se que hay gente que necesita una garrafa pero no es el caso que porque vos necesites vas a comprar cosas robadas porque sino esta cadena no se va a terminar. Lamentablemente habrá que tomar otras medidas. Mucha gente me dijo, sabes lo que tenes que hacer, tenes que poner 220. Yo pongo 220, mato a dos o cuatro y voy a ir presa yo porque estos delincuentes quieren ir a entrar donde no les corresponde.

Si la Policía se mueve y la gente de Charata colabora se tiene que dar con estos delincuentes. Después de uno de los robos que nos hicieron lo agarraron a uno con una bolsa con platos hondos. La Policía lo metió preso y lo largaron otra vez. Yo pedi que lo investiguen porque este tipo tiene mas ollas nuestras si no las vendió ya. Las primeras ollas que faltan son del primer robo. La Comisaria me entregó 3 ollas y 12 platos. Después nos dimos cuenta que faltan mas ollas, vasos.

No somos tantos en Charata, nos conocemos bastante todos. El que compra algo robado tiene que ir preso tambien. A mi si me vienen a ofrecer una garrafa a 200 pesos no la compro, a parte de no comprarla llamo a la policía porque esa garrafa es robada. Que no me vengan a decir que es de ellos y que la quiere vender, es robada y por eso la venden a ese precio. Un cilindro esta cerca de 2 mil pesos, Yo ahora estoy con una garrafa prestada en el taller, espero que no nos entren a robar otra vez porque sino vamos a tener que pagarle una garrafa a la persona que nos prestó hasta que consigamos una garrafa.

Esto es de no terminar, todas las veces estamos renegando, muchos me dicen cerra las puertas y dejate de joder porque te vas a infartar. El ultimo día que me robaron toda la noche estuve descompuesta de los nervios, de la rabia. Y esas cosas nadie sabe, pero que se dejen de joder porque yo ya estoy harta con esta situación. No me quiero poner mal y decir groserias pero muchas ganas tengo de decirlas porque ya me hartaron. Esto de que te roben, que salis a pedir, que te dan las cosas, que te vuelven a robar. Te toman el pelo. Cuantas veces van robando ahí en el taller, aseguramos por un lado y te entran por el otro. Ya no se sabe que hacer.

¿Hay alguien que manda a hacer esto para que nos cansemos y tiremos la toalla? A mi va a costar que me cansen porque no soy de aflojar. Yo amo ese lugar, adoro a los chicos, son mis hijos, Yo quiero que esto se mantenga abierto para que ellos puedan desayunar y almorzar de lunes a viernes. Lo hacen porque la gente colabora con mercadería, hay tres carnicerías que donan carne, hay panaderías que nos donan el pan. Lo que yo pido es respeto por este lugar”, finalizó.

Foto principal: Ruben Mierez

Comentarios