Jue. Feb 22nd, 2024

Caso Pisculichi: una vecina denunció a la madre y al Estado «por el total abandono del menor»

En las ultimas horas una vecina radicó una denuncia en la División Violencia Familiar y Género contra la madre y el Estado por «el total abandono» a un menor de edad conocido como alias «Pisculichi» por robos y hurtos permanentes en la ciudad de Charata.

Hace un tiempo Mirna Guglielmetti se propuso trabajar y hacer todo lo que esté a su alcance para poder recuperar y contener a este joven de tan solo 14 años. Luego de insistir a través de algunas áreas del estado se había avanzado para lograr su internación en un centro de recuperación en la localidad de Vedia.

Lamentablemente todo sigue igual. El menor continúa protagonizando hechos ilícitos en casas particulares y comercios de la ciudad. «El otro día lo cruce en la calle y me dijo que es mandado por la madre a robar para que ellos puedan comer», señaló Mirna en el escrito y reveló que el joven en menos de una semana sustrajo carne, verduras y leche en distintos locales comerciales. «Al centro de recuperación lo llevaron una semana y después no lo llevaron mas, acá hay un abandono total de un menor que está en un estado deplorable, alguien tiene que hacerse cargo», expresó.

Esto dijo Mirna Guglielmetti en dialogo con MOVILERO.com.ar: «Hice una denuncia en la Comisaría de la Mujer hacia la mamá de L.L., ella se llama V.L. y también hacia el Estado que sería el UPI, el Juzgado del Menor, la jueza que le corresponde, o Fiscalía, alguien se tiene que hacer cargo de este menor.

Vienen pasando un montón de cosas, el chico ya estaba para hacer su recuperación en Vedia, lo llevaron una semana, se hicieron todos los tramites desde Resistencia, nos comunicamos desde acá en forma privada porque yo como siempre digo soy mas que una comedida, lo otro lo tiene que hacer la gente capacitada, se comunicaron los medios de Resistencia con los de acá, consiguieron un lugar ambulatorio para L. en Vedia, lo tenían que llevar una vez por semana, lo llevaron una semana y no lo volvieron a llevar mas.

Hay muchos dimes y diretes, no se quien tiene la culpa, alguien se lavó las las manos y el chico quedó acá. Lisandro hoy en día está pasando por esta situación. Yo hable con el hace unos días, le pedí por favor que no robe, uno trata de ayudarlo en lo que puede, que no vuelva a hacerlo. Y me dice, yo tengo que hacerlo porque si yo no lo hago en mi casa nadie come.

Esta semana Comisaría Segunda intervino en el robo de una carnicería donde fue a robar carne. Hay un video dando vueltas en la verdulería de la calle San Martin donde esta robando verduras y también robó leche de una farmacia. El tema de la leche es por su hermana que tiene epilepsia, tuvo su bebé al que abandonó en el hospital. Fijate hasta qué punto esa familia no tiene seguimiento, la chica con epilepsia tiene un bebé en el hospital, lo deja abandonado en el hospital, una persona de mas de 60 años que se presenta como el supuesto padre retira el chico, la chica después se arrepiente de haberlo abandonado, va a buscar a su hijo y la UPI sin hacer ningún seguimiento le entrega el chico a la mamá. La mamá también tiene adicciones, esa familia necesita seguimiento, la UPI bien gracias. L. esta delinquiendo en la calle, anoche lo crucé yo en un estado deplorable y alguien se tiene que hacer cargo, acá hay un abandono de un menor.

En cuanto a sus adicciones, lamentablemente este menor continua de la misma manera que antes: «El chico tiene problema de adicciones, en Vedia se lo iba a tratar justamente de eso. Acá alguien tiene que hacerse cargo, la gente está molesta y con razón. Yo también entiendo al damnificado porque está robando todos los días, ahora este pibe está robando comida porque mil veces me lo ha dicho y en la denuncia que hago en la Comisaría de la Mujer dejo en claro lo que el dice. Que la mamá lo manda a robar carne y verdura para la comida y leche para el bebé, eso me lo dijo el y eso está comprobado porque en una farmacia robó leche, en una carnicería robó carne y en la verdulería robó verduras, todo eso en una semana. El estado de el, lo miras y es deplorable.

Mirna tiene temor de que alguien reaccione contra este menor: «Lo van a matar porque también entiendo a damnificado. la gente está cansada de que le roben. Hay cien adictos en calle en Charata, vos pasas y ves casas sin puertas y sin ventanas y hay 10 o 15 chicos adictos que conviven ahí. Esos chicos tiene familia y las familias no se están haciendo cargo, el adicto roba todos los días porque necesita la droga todos los días. La delincuencia acá sería mucho mas sencilla de controlar si el estado comienza a hacerse cargo y las familias recuperen sus chicos que están le calle.

Comentarios