Jue. Jun 20th, 2024

Charata: denuncian intento de abuso a dos niñas en cercanías al polideportivo

Hace instantes una profesora de Educación Física del Colegio Comercial radicó una denuncia por intento de abuso a dos niñas en cercanías al polideportivo, a escasos metros de la Comisaría Segunda.

En sector lindante al ingreso al predio por calle Lucas Dionisi, un sujeto interceptó a dos alumnas menores de edad (13) quienes en bicicleta se dirigían a clase en el polideportivo.

Este individuo exhibió un cuchillo, manoseó a una de ellas e intentó tirarla de la bicicleta. Ante el grito de las personas que fueron testigos de la situación escapó y se dio a la fuga.

La profesora Mariana Ferrero, quien radicó la denuncia en Comisaría Segunda, brindó detalles acerca de esta lamentable situación que les tocó atravesar a esta niñas: «Nosotros estábamos dictando clases como todos los días, arrancamos a las 8 de la mañana hasta las 11 y en el horario en el ingreso de las nenas alrededor de las 9 de la mañana había dos nenas que ingresaban por la calle Dionisi y fueron interceptadas por un hombre que a una de las nenas la toqueteó digamos, porque ella venía en bicicleta con su mochila y lo único que hizo fue manosearla, un desagradable. Tuvimos que dar parte a la policía. Nosotros hasta esta altura siempre decíamos que se manejen en grupo y que convengamos que ya los papas les vamos teniendo confianza para que vengan al polideportivo solos. Y no, vamos a tener que seguir acompañando a nuestros hijos porque sigue habiendo malvivientes y gente que te hace pasar un mal rato. No nos queda otra, las nenas viven a dos cuadras del polideportivo, o sea tranquilamente, pueden ir y venir en bici, pero no la pasamos bien.

Esto sucedió en el ingreso por la calle Dionisi, o sea a 30 metros de la comisaría. Eso es la impotencia más grande que la justicia no tome cartas en el asunto. Yo llego a hacer la denuncia y los patrulleros recién estaban saliendo. O sea mirá, buscá, la persona era de una estatura mediana, vestía jean y una campera negra con capucha. Lo único que pedimos a los papás es que acompañen y a los chicos que den aviso que es re importante, y que no se manejen solos.

Ni bien se produjo el hecho hice la denuncia, las nenas llegaron, nosotros ya estábamos dando clases acompañados con todos los otros profesores de educación física del colegio Comercial, también profesores de la Técnica. Nos pusimos a hablar, había otro otros varones que lo vieron que este sujeto también portaba un cuchillo. Tipo 9:05 estuvimos sentados en la comisaría haciendo la denuncia, llamando a las mamás de de las víctimas. Pero esto es tremendo, es terrible, o sea, no puede estar pasando esto en Charata.

Las chicas estaban ingresando a la hora de clase, que era a las 9, ingresando por la parte de atrás del polideportivo, como hacen todos los martes y los jueves. A una de las nenas la manoseó y la toqueteó, no la pudo tirar de la bicicleta porque la nena zafó, gritaron mucho.

Al polideportivo viene una gran cantidad de alumnos a la mañana y a la tarde y estos malvivientes que no los podemos erradicar. Vamos a pedir que la policía se de una vuelta, cómo ya en otros años lo hemos hecho porque tomaban la calle del polideportivo para entrar y salir en vehículos a alta velocidad. Este año tenemos estos malvivientes y tendremos que pedir custodia como en los colegios que piden tránsito para que los chicos entren y salgan. Nosotros vamos a tener que pedir la policía que estén los dos ingresos del polideportivo para que tengan seguridad al entrar.

A todo esto ellas viven a dos cuadras. Imagínate los niños que vienen del barrio San Antonio del barrio Arrudi, tenemos de barrios mas lejanos, vienen en bicicleta también, o sea que es largo del trayecto que les puede pasar algo. Si o si tenemos que hacer la denuncia, sí o sí hay que denunciar, esta gente se tiene que terminar. No hay mucha vuelta, yo le voy a dar confianza pero si yo no sé y no estoy tranquilo hasta que mi hijo no vuelva de una clase de educación física a las 9 o 10 de la mañana. A ese horario me tengo que mover con tranquilidad. Pero bueno, siguen siendo niños, la semana pasada hubo una jornada de convivencia, ahí lo que más apuntamos es que ellos hablen, ellos cuenten. De hecho, los chicos llegaron automáticamente a contar lo que había pasado, que es muy importante porque por ahí los papás estamos un poco trabajando o en otra cosa. Bueno, es muy importante que ellos nos cuenten qué está pasando, pero esto esto es terrible, o sea, esto es terrible, esto no puede pasar, no puede pasar en la ciudad de Charata», finalizó.