Vie. Feb 23rd, 2024

Charata: ingresaron a robar en su casa y salió con una escopeta a ahuyentar a los delincuentes

Jose Ruiz es un vecino del Barrio Don Elias quien días pasados le tocó atravesar una situación relacionada a la inseguridad.

Personas desconocidas ingresaron a su domicilio a robar, se percató de la presencia de estos y salió con una escopeta a ahuyentar a los malvivientes.

Sin embargo lograron sustraerle un parlante con cables y alargue y dejaron preparados otros elementos para llevarse pero no pudieron gracias a que un vecino lo puso en alerta.

No es la primera vez que delincuentes se hacen presentes en su viviendas donde además de robar sus pertenencias hacen destrozos.

Ante esto, decidió levantar los muros perimetrales hasta tres metros, sin embargo nada parece ser suficiente.

Cansado de esta situación, Ruiz señaló que tenía su escopeta en mano y salió decidido a hacer justicia por manos propias: «Mi señora no me dejó, solo pegué dos culatazos en la puerta para que se vayan por no hacer una boludez porque hoy me iba a estar arrepintiendo. Lo que uno tiene es por el sacrificio de todos los días y que vengan y te saquen así te da bronca e impotencia», expresó.

«Lamentablemente no es la primera vez en el año, anoche un vecino le avisa a mi hermano que había sujetos estaban arriba del muro. Me levante y no vi nada, me quedo en la cama y mi señora me dice salí afuera, hice dos golpes en la puerta y sentí que algo se cayó en el quincho. Cuando salgo a los dos minutos me encuentro con una caja, el quincho abierto. Después vinimos con el vecino atrás y vimos que nos faltaban un parlante, nos habían llevado los cables, alargue. En una caja pusieron platos, cubiertos, detergente, rollos de papel. No se quien puede llevarse esas cosas, eso estaba contra el muro. Ya habían llevado una tanda de 15 platos y cubiertos. Por suerte para ellos no los encontré, lograron irse por el muro», señaló José Ruiz.

Y agregó: «Al muro lo levanté un metro mas después de que a mitad de año me entraron también por las rejas del frente, saqué las rejas, hice un muro de tres metros, pero ahora entraron por atrás, por un muro de 2.50 pero se ve que no es suficiente. La verdad que no se que medida vamos a tomar».

Cansado de los permanentes robos, Jose se refirió al temor de hacer justicia por manos propias. «Mi señora no me dejó porque yo salgo y pego dos culatazos con la escopeta en la puerta para que se vayan. Estaban arriba del muro. Yo tenia el arma en mis manos. Yo golpee la puerta para que se vayan por no hacer una boludez porque hoy me iba a estar arrepintiendo. Si los veía adentro podría haber pasado cualquier cosa.

La primera vez no vi nada, la segunda vez dije si voy a salir, con el temor de que ellos también estén armados. Sali decidido pero ya no había nadie, los perros toreaban, vinieron mis vecinos y estuvimos despiertos hasta as 6 de la mañana.  Encima vino un policía y nos dijo «quedate tranquilo que van a volver», en vez de darme tranquilidad ellos de decirnos «nos vamos a dar una vuelta», y quedas con ese temor. Mi señora tuvo que ir a trabajar sin dormir, yo también sin dormir porque tuve que ir a hacer la denuncia. Es lamentable que esto pase, no se hasta donde voy a tener que levantar el muro porque ya tengo tres metros de muro a la vuelta, ya no se que hacer para tener mas seguridad», manifestó.

Por último Jose Ruiz brindó su opinión acerca de la inseguridad en nuestra ciudad: «No somos los únicos a los que nos pasa esto, no se que medidas deben tomar ni quien se tendrá que ocupar de esto para darle no se si una solución pero es una lastima. Lo que uno tiene es por el sacrificio de todos los días, de levantarnos a trabajar con frio o calor y que vengan y te saquen así te da bronca. La otra vez me rompieron la puerta del frente estando yo, ahora de vuelta estando yo simplemente que entraron en el garaje y me robaron hornos y zapatillas, ahora esta situación y te da impotencia».

«Mi señora me decía no lo hagas, pero yo ya salí decidido. Yo tengo hijos chicos, están muy asustados, mi nene la otra vez no quería ir ni al kiosco de la esquina de noche. Te da pena, no se quien tendrá que resolver esto pero algo tienen que hacer. Nosotros estábamos hablando con los vecinos de hacer un grupo para al menos estar en contacto porque gracias al vecino que me despertó pudimos evitar que me saquen todo», finalizó.

Comentarios