lun. Ago 26th, 2019

El sueño cumplido de Facu Suarez

Nació el 1 de Julio de 1994, tiene 25 años. Nació futbolisticamente en Charata Juniors, jugó en Libertad, Atlético Charata y regresó a la Escuelita. Pero la rompió toda en aquel Juventud Unida que respiraba Federal B donde convirtió 35 goles en 59 partidos. Una locura.

Con cada uno de ellos hizo delirar a todo un barrio que pasó de la critica a disfrutar su talento y admirarlo. Todos sabíamos que pronto lo iban a venir a buscar de afuera.

Ya había estado en Unión de Santa Fe y Chaco For Ever. Meses atrás desembarcó en San Martin de Formosa donde dejó un grato recuerdo entre sus hinchas: convirtió goles claves, el ultimo que le dio la permanencia a La Franja ante Juventud Antoniana.

Esos gritos de goles despertaron el interés de Almagro, un equipo grande del ascenso con el que firmó contrato para jugar en el Nacional B.

Un par de goles en amistosos semanas atrás generaron toda la confianza del entrenador Carlos Mayor para poner al goleador charatense como unico delantero nada mas y nada menos que en el choque contra Boca Juniors por Copa Argentina.

Horas antes del cotejo, familiares, amigos y colegas le manifestaron sus buenos augurios en redes sociales. Anoche la comunidad de Charata, hinchas de Boca o no, siguieron de cerca los movimientos del charatense a través de la pantalla de TyC Sports.

Cuántas sensaciones se habrán cruzado por la cabeza a Facu al ingresar al Estadio Único de La Plata, levantar la mirada y tener en frente a cracks como Toto Salvio, Mauro Zarate, Wanchope Ávila, Carlos Tevez, entre otros. Qué habrá pensado el charatense al momento de saludar y luego tener que marcar al propio Daniele de Rossi, el italiano campeón del mundo que anoche hizo su debut en el Xeneize.

Por si fuera poco la frutilla del postre a esta experiencia maravillosa fue alzarse con un triunfo que pone hoy a Almagro en las tapas de todos los diarios y paginas digitales. Su hermano Joselo y su amigo Javier Loto tuvieron la posibilidad de viajar para acompañar desde la tribuna al «pibe maravilla».

La alegría de Facundo nos puso felices a todos en la Perla del Oeste. Pero el orgullo de la familia, esos que están ahora y que estuvieron cuando las cosas no salían, es mas grande al ver que el nene cumplió un sueño.

Comentarios