mar. Abr 13th, 2021

Esther Ramirez: «Lo atacaron con ladrillos, tenían la intención de matarlo y robarle todo»

El día domingo dos delincuentes ingresaron a la quinta donde vive Don Oscar Spiess y lo torturaron a golpes. Luego se llevaron electrodomésticos de la vivienda.

El hombre de 51 años quedó gravemente herido con politraumatismo de cráneo y tuvo que ser internado en el Hospital de Saenz Peña.

Esther Ramirez es su sobrina y fue quien halló a su tío moribundo en su cama.  En diálogo con STC Informa dio detalles del estado en que encontró a Don Oscar, aseguró que lo atacaron a ladrillazos y pidió que la Justicia actúe con todo el peso de la ley ante los sindicados autores de este aberrante hecho que ya están detenidos.

«Tenía que venir un pintor el día anterior a las 6 de la mañana a pintar, yo le había dejado un tacho de pintura a mi tío y a personas que estaban con el. Vino el chico, se encontró con que mi tío no lo atendía, entonces a las 7 de la mañana me fue a despertar y me dice ‘Esther yo estoy desde las 6 en la quinta, le grito y no me atiende nadie. No te quiero asustar pero al frente de la puerta esta la bicicleta tirada, la puerta esta entreabierta y hay un poco de sangre en el comedor. Yo no quise entrar por respeto, así que vamos y fijate’ me dice. ‘Vamos le digo’, me cambio, me vengo a las 7:10, le grito no me contesta, en las fotos se ve la bicicleta tirada en la puerta, hay ladrillos, se ve que el llego y automáticamente le tiraron con ladrillos e ingresan a la casa.

Voy entrando, le grito, no me contestaba. Era todo el comedor lleno de sangre, por todo el pasillo, me dirijo hasta la pieza y me encuentro con el que estaba en la cama totalmente desfigurado, son imágenes catastróficas que no me las termino de sacar de la cabeza. Le dieron a matar, la intención de ellos era matarlo y terminar de robarle todo. Es impresionante la forma en la que el estaba, yo calculo que ellos lo habrán dado por muerto, terrible al punto de que adentro de la casa había cinco ladrillos mas, la pared de la cama donde el estaba acostado estaba toda manchada, eso significa que le siguieron tirando con ladrillos estando el en la cama y le habrá reventado la cabeza y la cara.

Fue totalmente muy duro para mi porque me encontré con eso sola, no sabia que hacer. No conseguimos ambulancia entonces nos volvimos acá, consulto con un policía, le digo ‘que hago, dejo todo como está, le saco fotos y después esas fotos las presento para la denuncia’. Me dice ‘si, hace eso, trata de asistirlo como puedas’. Tratamos de tirarle un poco de agua en la cara, mi mama lo lavo un poco como pudo porque el estaba totalmente lleno de sangre, limpiamos un poco la casa, yo hasta esto saque varias imágenes para mostrarle a la gente el grado en que el estaba, para que se tome conciencia que esto no fue un robo mas que vinieron y le pegaron a alguien para robarle algo, lo quisieron matar y esto ya viene hace rato y es la misma persona.

Sentimos muchísima impotencia mas que nada porque una de las personas que comparte con el los lugares que el va a tomar. Nosotros sabemos que si, el es una persona alcohólica pero no es una persona agresiva ni maleducada ni nada de eso, su tema de alcoholismo es un problema de el propio y listo, nadie tiene que venir a hacerle nada en su casa. Es una persona de 51 años, una persona mayor, que unos pibes de 23 años hacerle eso me parece que es bastante grave, los fiscales tienen que tomar cartas en el asunto porque ellos tienen familiares y a nadie le gustaría ver un familiar así», finalizó.

Comentarios