lun. Ene 27th, 2020

Para la UCA, Macri dejará la Presidencia con una pobreza superior al 40 por ciento

Mauricio Macri que asumió su gobierno con la promesa de «pobreza cero» y pidió que juzguen su gestión por el número de pobres que dejaba , terminará su Presidencia con más de 40% de los argentinos bajo la línea de pobreza, según la Universidad Católica Argentina (UCA).

El Observatorio de la Deuda Social de la UCA informó que hasta el tercer trimestre del año, el último dato que calcula para 2019, la pobreza monetaria afectaba a 40,8% de las personas. En 2018 había sido de 33,6%, por lo que subió más de siete puntos en un año. Se trata de los valores más altos de la década y más de 10 puntos arriba de la que dejó Cristina Kirchner.

La misma encuesta, coordinada por Agustín Salvia, indicó que un 59,5% de los niños y adolescentes de entre 0 y 17 años viven por debajo de la línea de pobreza. La indigencia, mientras tanto, llegó al 8,9% en el mismo período estudiado. Un año antes, ese indicador era de 6,1%, según la casa de estudios. El 14,8% de los niños y niñas de entre 0 y 17 años viven en hogares indigentes, calcularon los expertos de la UCA.

«En el tercer trimestre de 2018, la indigencia registra una fuerte alza con respecto al año 2018 y 2017, alcanzando los valores mas altos de la década (…). Afecta con mayor intensidad a los segmentos sociales de la clase trabajadora marginal y a los hogares del conurbano bonaerense», estimó el documento de la universidad muy cercana al Papa Francisco. Las mismas conclusiones dejó la UCA para el aumento de los pobres en el país.

Según la UCA, en la Argentina hay 16 millones de personas bajo la línea de pobreza -la cifra contempla la proyección sobre la población urbana-, mientras que hay 3,6 millones de argentinos en situación de indigencia.

A su vez, el equipo que encabeza Salvia estimó que hay siete millones de niños pobres en todo el país, y que 2,8 millones de menores cayeron en esa situación en el último año.

El dato de pobreza oficial del primer semestre difundido por el Indec muestra una pobreza del 35,4%. El próximo dato oficial se publicará recién el 31 de marzo de 2020. Hasta la semana pasada, en el Ministerio de Hacienda no esperaban que se llegara al 40%.

«El deterioro de las capacidades económicas se mantuvo en el último año, exhibiendo un incremento de las tasas de indigencia y de pobreza de los hogares y la población entre el tercer trimestre de 2018 y el mismo período de 2019», indicaron los analistas de la UCA.

«Los resultados obtenidos dan cuenta de una brusca reversión de la recuperación observada en las condiciones económicas de los hogares durante 2017″, analizó el equipo liderado por Salvia. » Las reiteradas devaluaciones, el aumento de la inflación, el estancamiento, el aumento del desempleo y las medidas de ajuste acordadas con el FMI explican el deterioro«, estimó.

«En este contexto, la evolución de los ingresos laborales y no laborales de los hogares de sectores medios bajos quedaron por debajo de los aumentos que experimentaron los precios de bienes y servicios de consumo básico, lo cual explica el fuerte aumento de la pobreza», sintetiza el documento difundido por la UCA el mismo día que el presidente Mauricio Macri les hablará de su herencia a los argentinos utilizando la cadena nacional por primera vez.

«Pero el deterioro en el poder de compra tuvo lugar en particular en aquellos hogares pertenecientes a los estratos más bajos de la distribución. A eso, se suma un mayor deterioro laboral por pérdida o deterioro en los empleos, así como la imposibilidad de compensar ese deterioro con trabajos alternativos. Esto explica el aumento de la tasa de indigencia como el aumento en la brecha de pobreza. Todo ellos tuvo efectos regresivos en términos de desigualdad económica», concluyeron desde la casa de estudios.

«Lamentablemente va a reflejar la situación que estamos viviendo y, aunque ese número duela, hay que mirarlo de frente, como venimos haciendo todos estos años», dijo Macri meses atrás antes de que el Indec difundiera los datos de pobreza del primer semestre recalcando que existen datos fidedignos, lo que no pasó durante el kirchnerismo. Entonces, el Presidente convocó que que hayan «consensos» para que «las familias puedan salir adelante».

Comentarios