Mar. May 21st, 2024

Aguas servidas y constante olor nauseabundo frente a la Comisaría

Hace mucho tiempo los vecinos de calle 9 de julio entre Las Heras y Alberdi de nuestra ciudad soportan las aguas servidas que saldrían del edificio del Servicio Penitenciario y la Comisaría local.


Ahora también deben atravesar por la misma situación aquellos que viven casi a la vuelta de la cuadra. Hay días en que el líquido residual se extiende por 9 de Julio hasta llegar a calle Tacuari.
Cada vez se hace imposible convivir el olor nauseabundo de las aguas servidas no solo para los habitantes de la cuadra sino también para las personas que realizan trámites en las oficinas policiales o aquellos que circunstancialmente pasan por el lugar.
Cabe destacar que en dicho sector (frente a la comisaria) se encuentra una distribuidora de lácteos ingresando y egresando alimentos.
A su vez personal policial ya no da más de tener que trabajar en esas condiciones, de respirar y llevar impregnado ese olor en sus uniformes.
Vecinos piden una solución al problema de olores nauseabundos por aguas servidas que viene de larga data y el peligro sanitario que ello representa.