Mar. May 21st, 2024

Allanaron su casa por robo y secuestraron un teléfono: exhibe factura y asegura que compró legalmente

Un allanamiento en causa que investiga robo de un teléfono celular en el ojo de la tormenta. 

Hace dos semanas una joven de 19 años radicó una denuncia por robo.

El 15 de mayo pasado fue abordada por dos delincuentes en calle Alberdi quienes tras forcejear le sustrajeron un teléfono celular Samsung J7 2016 color blanco blanco del bolsillo del pantalón y se dieron a la fuga

Este jueves en el marco de esta causa de supuesto robo, personal de Comisaría de Charata en compañía de ayudante Fiscal Marcela Añasco llevó adelante un allanamiento en el Barrio Itatí, mas precisamente en una vivienda ubicada en calle Río Negro.

Procedió al secuestro de un teléfono celular marca SAMSUNG J7 Color blanco con funda dorada que coincide con el dispositivo denunciado como sustraído por la damnificada.

Alicia Tevez, quien vive en la casa donde se llevó adelante el procedimiento, aseguró que la Justicia y la Policía cometieron un error. En la Comisaría, Fiscalía y en dialogo con MOVILERO.com.ar, la joven exhibió documentación, entre ellos una factura, para demostrar que su abuela le compró el teléfono que fue secuestrado de manera legal en una sucursal de venta de electrodomésticos. Y no lo adquirió robado en el mercado negro como señala la investigación.

Además denuncio públicamente atropello de parte de las autoridades encargadas de realizar el allanamiento en su domicilio y que mancharon el buen nombre y honor de su familia.

«Ayer en horas de la tarde llegaron dos móviles de la Policía a mi propiedad con una señora que tenia un papel que decía mi nombre con mis datos. No dieron a entender lo que iban a buscar. Al preguntarles que buscaban no fueron muy amables con nosotros. Preguntamos por que hacían este procedimiento en mi casa y quien hizo la denuncia.

Buscaban un celular Samsung J7, nos preguntamos si todas las personas que tienen un J7 van a tener un allanamiento en su casa por tener un teléfono de esas características.

La explicación que me dieron después es que supuestamente yo lo compre robado en el mercado negro. Pero no es así. Yo tengo la factura, tengo todo que certifica que el teléfono lo adquirí de manera legal y es mio. Me lo compró mi abuela Rosa Alicia Noguera.

Es una infamia lo que hicieron, están ensuciando mi persona. Las cosas no son como dicen. No es por el aparato sino que queda manchado el honor de mi familia. La vergüenza que sentimos cuando los vecinos vieron el espectáculo que hicieron. Fue como si fueron a buscar a un verdadero delincuente. Yo trabajo y estudio. Y tengo la factura del teléfono.

Mi abogado va a tomar cartas en el asunto y va a definir de que manera vamos a actuar. Nunca adquirí un teléfono en el mercado negro. Presenté la factura donde esta detallada la compra del celular en una sucursal. Me dijeron que el lunes me lo van a entregar porque tiene que ir un técnico a verificar los códigos que sean compatibles con la factura y el teléfono.

Por un lado tengo cierta tranquilidad de que este es mi teléfono y el lunes voy a tener otra vez conmigo mi celular. Y por otro lado tengo molestia por la mala imagen que me dejan. Se generaron algunos comentarios que duelen. Me molesta quedar mal porque soy una persona que trabaja, en mi casa somos todos trabajadores y jamas tuvimos problemas con nadie.

Hicieron tanto problemas con el teléfono este que a nosotros nos robaron un teléfono en su momento, dijimos donde estaba porque estábamos 100 por ciento seguros y jamas hicieron nada. Así es la Justicia en Charata. Ayer llegaron a mi casa como si fuera una delincuente. Soy humilde y pobre pero eso no quiere decir que sea una chorra. Molesta el atropello que hubo», finalizó.