Mié. May 22nd, 2024

Caso Franco: el emotivo reencuentro de madres del dolor

Sin embargo, luego de dar una nota a los medios por primera vez, Ana Franco se reencontró con Sarita Juarez. Las madres de Claudia y Luciano Orellana (ex pareja detenido erróneamente durante la investigación) se estrecharon en un emotivo y sentido abrazo en los pasillos del Poder Judicial.

Para la familia Franco el día de hoy fue una jornada en que se vieron movilizados un coctel de sentimientos que rondaron entre el dolor de revivir cada una de las situaciones que marcaron la desaparición y el crimen de Vanesa y la indignación porque consideran insuficientes las condenas que han sido aplicadas a los autores de este aberrante hecho.
Sin embargo, luego de hablar con los medios por primera vez, Ana Franco se reencontró con Sarita Juarez. Las madres de Claudia y Luciano Orellana (ex pareja detenido erróneamente durante la investigación) se estrecharon en un emotivo y sentido abrazo en los pasillos del Poder Judicial.

“Estuve acompañando a la familia desde un principio, desde el momento de la desaparición de Vane y la aprehensión de Luciano. Nos estuvimos acompañando las dos familias y dentro de la desgracia y el dolor en una condena que no va a sanar nada. Una niña se quedó sin madre para toda su vida, se le quitaron muchas oportunidades como niña y adolescente. Ella estuvo en la marcha y sabe que se hizo en pedido de Justicia por su mama. Pero lo que conforma un poco es que este crimen no haya quedado en la nada y te invita a seguir confiando en la Justicia”, expresó Sarita Juarez a MOVILERO.com.ar

Consultada sobre la apelación del fallo que realizaría la familia Franco ante el Superior Tribunal de Justicia, la mama de Luciano Orellana Sarita Juarez dijo no estar conforme con la cantidad de años que les dieron a los acusados y que va a apoyar a la familia si toma la decisión de pedir más años. “Cuando se pidieron los 33 años previstos por la ley no alcanzaba, a ella con 26 y a él con 12 alcanza mucho menos por el daño que han causado. No sé cuál es el motivo de tanta diferencia porque de acuerdo a las pruebas fueron los dos”, manifestó.

Y agregó: “Es un momento muy difícil revivir cada uno de las etapas de este caso, para la familia y para nosotros. Pero se estaba esperando una condena. Se escucharon muchos comentarios de que este iba a ser un caso más en Charata sin resolver. Confié mucho en que no iba a ser así y de hecho hoy sucedió”.

Concluyó: “Personalmente acompañe a la familia hasta hoy pero a partir de ahora debo seguir con lo mío. Voy a seguir luchando por mi hijo Matias y pidiendo justicia para que su muerte sea esclarecida”, finalizó.