Mié. May 22nd, 2024

Caso Mario Toloza: un padre, una madre y un solo pedido; Justicia

El juicio por la muerte de Mario Jesus Toloza avanza hacia su etapa final.

Tras el paso de 15 testigos en la primera jornada, este martes  se desarrolló la lectura de los alegatos donde la querella solicitó la pena de 25 años de prisión para Alejandro Gomez, agente de Policía acusado de efectuar el disparo que dio muerte a Mario. Por su parte el Fiscal de Camara pidió 16 años y la defensa la absolución.

Antes de ingresar a la sala de Camara del Crimen donde se desarrolla el debate oral y publico Beatriz y Mario Toloza padre se manifestaron con STC Informa y con el dolor profundo que significa la perdida de un hijo hacen un único pedido: Justicia.

«Yo lo único que quiero es que se haga Justicia. Pasaron dos años, hoy estamos en el segundo día y solo pedimos Justicia. Que se haga lo que se debe hacer. En el primer día la abogada nos dijo que transcurría todo bien, que nos quedemos tranquilos. Vamos a llegar a buen termino, es lo que ella quiere también», expreso Don Mario Toloza.

Y agregó: «A pesar de todo la Justicia esta a favor de nosotros, estamos esperando lo que determinen los jueces. Detras de esta muerte hay tres hijos y una esposa que también buscan Justicia».

Por su parte Beatriz aseguró que «participar de este juicio para mi significa estar frente a mi hijo muerto. Pero yo deje todo en manos de Dios para que el haga la obra. Y que se haga Justicia por mi hijo, que no quede la muerte impune como ocurrió con mucha gente que queda sin ninguna respuesta».

«No es fácil. Yo hoy estoy mas nerviosa que el primer día. Me siento mal. Yo se que Dios me va a ayudar y me va a dar fortaleza para soportar verle la cara a ese asesino, que otra cosa no le puedo decir», añadió.

Ademas, Beatriz pidió que «los testigos digan la verdad, que no mientan. El viernes hubo muchas mentiras. Cmabiaron todas sus declaraciones, tengo todos los papeles y los testigos mintieron, mayormente la Policía. Es una impotencia muy grande. Uno tiene que tragarse todo porque no puede hablar. Pero la vida es así. El viernes cuando me fui a mi casa estuve en cama, decaída porque te vuelve todos los recuerdos, como el primer día. Y duele porque me quitaron un pedazo de mi vida».

«Es una situación que del festejo paso al dolor. El estaba festejando el cumpleaños de su hijo. Terminaron de comer a las 12 y se fue a la casa de don Córdoba a jugar a las cartas y ahi lo sorprendió la muerte. La única diversión de el eran las cartas y el fútbol. Pido Justicia, nada mas que Justicia y que esa persona pague como cualquier ciudadano. Que no quede impune el trabajo que hicimos nosotros de andar golpeando puertas», finalizó.