sáb. Abr 17th, 2021

Charata: debido a la nula actividad en la terminal cerró sus puertas Kiosco Dany’s luego de 25 años

La actividad en la terminal de Ómnibus Florencio Chavarri hoy es prácticamente nula debido a la suspensión de viajes de corta y larga distancia en todo el país por la pandemia.

Esta situación no solo trajo consecuencias para las oficinas de expendio de boletos que desarrollan su actividad dentro de la terminal sino también en aquellos locales que se desenvuelven en este sector de la ciudad.

Es el caso de Kiosco Dany’s, un tradicional kiosco ubicado frente a la terminal que era un lugar de descanso de los viajantes para tomar una gaseosa o proveerse de un alimento o una golosina para hacer su camino en el micro mas llevadero. Lamentablemente luego de mas de 25 años hoy tuvo que bajar la persiana.

En diálogo con STC Informa Daniel El Negro Barrera, propietario de Kiosco Dany’s, contó los motivos que llevaron a tomar esta decisión con el deseo de que en el futuro pueda reabrir sus puertas. «Me hace bien ver gente que puede trabajar porque nosotros hemos tenido que cerrar las puertas. por el no movimiento que hay en esta zona. La terminal es un lugar preponderante para la ciudad, siempre decimos nosotros que es un espejo para Charata, llegar acá y de acá ves adonde vas y que es lo que tenes que hacer. En ese caso nosotros trabajabamos muy bien, somos cuatro kioscos. Un local de comida que era el comedor también cerró, otro que era sobre calle Moreno, nosotros y enfrente otro, somos cuatro en 80 metros a la redonda.

Ayer estuve hablando con el contador y el me decía, es difícil, sin dudas. Le digo nosotros vamos a ver cómo podemos hacer para salvar la situación de ir buscando mejorías en cuanto a honorarios de el porque hay cosas que el te lleva de monotributo porque estas inscripto y tenes que pelearla. Me decía vamos a esperar.

Nosotros cerramos prácticamente el 19 de Julio, al no haber gente, esto a las 8 de la noche ya no hay nada. Era nuestro trabajo, esperar la gente que venia a esperar el colectivo hasta las 10 y media u 11, nosotros hasta esa hora atendemos, teníamos una posibilidad de pelearla. Pero hoy se paró todo. Realmente dijimos no va mas, he visto a Graciela el otro dia del otro kiosco decir descarto lo que no me va a servir y hemos apagado las heladeras y los freezer. Dios quiera que no nos toque.

Yo soy consciente de que uno esta en la peligrosidad de la pandemia, yo soy insulinodependiente e hipertensivo, soy persona de riesgo y eso hace que mi señora me diga vamos a bajar los brazos por ahora, veremos después.  Ella se esta manejando, tratando de hacer algunas cositas, alguna tortita o algo que pueda vender ella. Hoy el kiosco en esta zona no funciona, vemos que en otro lado si. Hoy no ingresa nadie a la terminal, por más que quieras hacer lo que quieras no se puede.

Estamos trabajando en cero. Fui a la municipalidad y me dijeron que han tratado el tema en el Concejo y que no se va a exceptuar a nadie impuestos mínimo del kiosco. Entonces me las tendré que arreglar para pagar los impuestos, pago y después veremos que hacemos.,La idea es cerrar las puertas hasta que esto mejore, pienso en positivo.

Aquí esta mi hija que esta estudiando, tiene sus cosas en Sáenz Peña y hay que pagar un alquiler. Esto era una entrada, tenía la entrada del kiosco, trabajo en una radio también y ha quedado en stand by. También tengo una jubilación, después de 35 años de docencia me jubile. Pienso en positivo, gracias a Dios estamos sanos, camino, me puedo levantar, eso vale muchísimo, es muy importante poder salir, caminar, comprar tus cosas y volver a casa y quedarte.

Son mas de 25 años, eso quiere decir mucho. Ella empezó con sus juguitos a vender y hacer sus cositas, yo le anexe allá por el 98 o 99 golosinas. Y es un andamiaje, y da para nosotros. Nosotros salíamos, comprabamos las cosas para vender, la gente venía y había una conexión. Hoy eso ha quedado estancado por esto.

No reniego de esto, Dios y la virgen quisiera que me mantenga así a mi familia, tenemos el grupo y decimos gente estamos bien, demos gracias a Dios. Por que eso debemos hacer hoy. Por ahora, no se hasta cuando, cerramos las puertas, ojala que Dios y la virgen nos siga protegiendo para que podamos algun dia decir seguimos con Kiosco Danys», finalizó.

Comentarios