Mar. May 21st, 2024

Charata: el Maestro Chiquiño, por necesidad, vendió su emblemático acordeón

Nestor Roberto Gomez, más conocido como el Maestro Chiquiño, es un prócer de la música charatense.

Con su acordeón en manos ha desfilado por todos y cada uno de los escenarios posibles en Charata, la zona rural y localidades vecinas, haciendo bailar durante décadas a distintas generaciones.
Hace un tiempo, la necesidad llevó al Maestro a desprenderse de algo que ha sido todo para el, que era su mundo. Tuvo que vender el acordeón para pagar la medicación de su esposa Olga quien estaba atravesando una grave enfermedad y que lamentablemente no pudo superar.

Ante esta situación un grupo de amigos tomó la iniciativa de reunirse con la intención de hacer algo para que el Maestro pueda recuperar su acordeón. La idea es convocar a colegas, vecinos, empresarios y comunidad toda para llevar adelante una cena que permita recaudar dinero para poder adquirir el instrumento.
Ricky Milla, vecino de nuestra ciudad y amigo de El Maestro Chiquiño brindó detalles acerca de esta campaña en beneficio del gran músico charatense: «La idea nace como tantas otras necesidades para un señor de la música como nuestro Maestro Chiquiño, un tipo muy humilde con el talento que tiene. La idea es hacer una cena donde nos encontremos todos los que nos gusta la música, algunos músicos, otros seguidores, invitar a empresarios a un encuentro de todos, hacer un esfuerzo de poder conseguirle el instrumento con el que lo conoce todo el mundo como es un acordeón».
Y agregó: «Carece de ese instrumento como a una criatura que nunca se le fue la idea de tener su instrumento propio, alguna vez lo tuvo. Se que lo vendió últimamente por necesidad. Por comentarios de el me dijo que por problema de salud de un integrante de su familia lo tuvo que vender. Que lindo sería devolverle ese juguete a una persona que ha hecho alegrar, bailar, ha hecho vibrar a tantas generaciones porque de él han aprendido mucho. Esta bien, porque no solo se ha hecho el, mucha gente se hizo al lado de él. Por eso la iniciativa es formar un grupo de amigos para hacer algo con la intención de devolverle su juguete preferido a un niño que de llama Maestro Chiquiño».
En este sentido, Ricky Milla expresó: «Queremos invitar a una cena, invitar a la gente a que se sume por esta buena causa, vamos a vender tarjetas, aun no tenemos la fecha fijada todavía. La idea está, queremos darle forma a esto. Entre todos, poniendo un poco cada uno podemos llegar a concretarlo».
El costo de un instrumento no nuevo rondaría los 250 o 350 mil pesos. «Si hacemos un poco de esfuerzo entre todos lo podemos juntar. Se que hay muchísimas otras necesidades, algunas que tienen a lo mejor mayor prioridad. Pero en el final de su carrera yo pienso que tenemos que darle ese gusto al Maestro, es un mimado de todos nosotros. El prefirió la salud en su familia antes que tener un instrumento en su mano. Se fue un pedazo de el también con el familiar que se le fue, que descansará en paz y en paz debe estar el también en haber hecho lo que correspondía para el en el momento».
«Ojalá llegue esto a mucha gente, que no seamos tres o cuatro y que se sume no solo la comunidad de charata sino también gente de otras localidades porque el tiene amigos por todos los pueblos vecinos. La comunidad de Charata es muy hospitalaria, también invitamos a empresarios que quieran sumarse para poder cumplir este objetivo», finalizó.