Dom. May 26th, 2024

Claudia Araujo: «Las promos simulan fiestas de cumpleaños para evitar el control policial»

En los últimos tiempos en la ciudad de Charata se ha implementado una curiosa metodología a la hora de organizar una fiesta. 

Se trata de «cumpleaños» que se festejan  en los que se cobra entradas y se permite el ingreso de bebidas alcohólicas a menores de edad.

El Juzgado de Faltas de la ciudad de Charata ha tomado intervención en varios casos y hay causas que están abiertas y se siguen investigando.

En dialogo con MOVILERO.com.ar la Dra. Claudia Araujo quien está a cargo del Juzgado de Faltas de la ciudad de Charata, aseguró que promos y pre promos de estudiantes simulan falsas fiestas de cumpleaños para buscar una excepción a la ley y evitar que el control policial se realice en los eventos que organizan.

«Estamos teniendo serios inconvenientes los fines de semana con lo que les llaman las fiestas de las promo y pre-promo. Están llevando adelante una modalidad de fiestas en las cuales tratan de buscar una excepción dentro de la ley y hacen fiestas privadas o cumpleaños imposibilitando de esta manera que llegue el control policial a esos lugares», sostuvo.

«Los fines de semana la Municipalidad de Charata alcanza una lista en donde constan todos los locales bailables y distintos salones de fiestas que van a funcionar. En base a eso la Policía debe hacer los controles de nocturnidad respecto a la presencia de menores, el expendio de bebidas alcohólicas, el horario de cierre de locales, entre otros. En algunos casos hemos tenido inconvenientes donde  la Policía no pudo ingresar porque los dueños de esos locales bailables o los responsables no les permitían el ingreso. A raiz de esta situación, la Policía hace un pedido de orden de allanamiento y desde la Justicia libramos esas ordenes para que puedan ingresar a esos locales a constatar esas posibles infracciones al Código de Faltas. Lo hacen acompañados del Oficial de Justicia, del Pro Secretario o la Secretaria del Juzgado», detalló.

«Fines de semanas anteriores me tocó a mi participar de varios allanamientos. Nos enteramos a través de Whatsapp en los cuales grupos de padres nos envían una foto donde se publicita una fiesta de promo o pre-promo. Dicen los colegios, a que hora se puede ingresar con bebidas alcohólicas y demás. A raíz de esto nosotros libramos ordenes de allanamiento e intentamos ingresar a una fiesta. La suspendieron y la realizaron otro día. Fuimos con otra orden de allanamiento y nos encontramos con que estaba todo armado para que se festeje un cumpleaños», agregó la Jueza de Faltas.

Y añadió: «Tuvimos la oportunidad de hablar con los padres, les explicamos qué estábamos haciendo y ellos nos manifestaban que eran todos invitados y que estaban participando de esta fiesta de cumpleaños. Nos llama mucho la atención y nos preocupa muchísimo la actitud y la postura que tiene padres de menores de edad en las cuales tratan de organizar este tipo de fiestas prestándose, colaborando y lucrando con la salud de los niños. Digo lucrando porque se les permitía el ingreso de bebidas alcohólicas y ellos decían que era un cumpleaños en el cual no se vendían bebidas alcohólicas (nosotros entramos y no se constató ningún tipo de venta) y que era a la canasta entonces se podía entrar con bebidas».

Ademas la Dra. Claudia Araujo remarcó que esta situación se esta dando en varios locales bailables y clubes. «Cuando nos enteramos de esta situación previamente el Comisario de turno ese fin de semana lo que hace es hablar con el dueño del local, el presidente del club y explicarles la situación, pedirles que presten atención y muchas veces hemos podido lograr que no se lleven a cabo estas fiestas porque no cuentan con habilitación municipal».

«Hay excepciones a la ley cuando uno festeja su cumpleaños en las cuales no tiene la obligación de tener habilitación o seguridad privada. La gente que quiera organizar una fiesta debería concurrir al Municipio, ver cuales son los requisitos legales para que el Municipio los habilite y en base a eso vamos a hacer la fiesta. Muchos papas que estaban en aquella fiesta trabajan en una ONG y supuestamente están al tanto de la lesgislación y han participado en muchas reuniones con el Municipio, con la Justicia y con la Policia y saben cual es la gran problemática que tenemos con los niños y el alcohol, que no tenemos la cantidad de recursos humanos suficientes para que los controles sean efectivos. Estoy sorprendida de ver a esos papas con ese doble discurso. Por un lado trabajan con nosotros para cuidar a los chicos en tema recepciones y fiestas de fin de años y después los vemos como papas organizando este tipo de fiestas y buscando para poder estar dentro de la excepción a la ley donde en fiestas de 15, cumpleaños o casamientos donde hay menores, bebidas alcohólicas y responsables», destacó.

E insistió: «Es un doble discurso de los padres donde por un lado opinan y ayudan para que podamos controlar la situación y por otro lado están con los chicos permitiendo que se han este tipo de fiestas donde hay menores y alcohol. Queremos llegar a la ciudadanía y pedirles a los padres que si se enteran de estas fiestas  que nos avisen, que hagan las denuncias en Comisaría o llamados anónimos acerca de las fiestas que se van a hacer para que podamos ir a hacer los controles. Les pedimos a los padres que no colaboren con este tipo de fiestas porque obviamente son todos adultos los que participan porque los contratos de cumpleaños los hacen mayores de edad».

En algunas ocasiones cuando las autoridades llevaban adelante los controles pertinenetes han tenido que soportar inclusive hasta la falta de respeto. «Son situaciones muy complicadas en las que hay padres que se ofenden, diciendo que esto realmente es un cumpleaños y que como nosotros podíamos ir a meternos en este tipo de fiestas. Nos hace muy mal y nos llena de impotencia ver gente que sea tan hipócrita. Nosotros igual seguimos trabajando en los expedientes para lograr tener todas las pruebas, estamos haciendo todo lo posible para lograr dar con estas publicidades, las radios están colaborando con nosotros porque no solo se dan en los clubes sino en algunos locales bailables. Hay veces en que en las radios pasan la publicidad en que invitan a una fiesta retro o fiesta Gancia y cuando vamos nos encontramos con un cumpleaños. La Policía hace los controles. Yo actúo de acuerdo a los mismo después de que se comete la infracción para determinar si hay un responsable y sancionar lo mas pronto posible y si corresponde arrestar a los responsables», agregó la Dra. Claudia Araujo.

De algún lado los jóvenes consiguen la bebida alcohólica. Que medidas se van a tomar con lugares determinados en que se venden bebidas alcohólicas a menores.»Se han labrado infracciones», sostuvo la Jueza de Faltas. Y expresó: «Igualmente debemos intensificar el contralor trayendo patrulleros y policías de otros lados para aunar criterios de trabajo con otras localidades en lo que hace a venta de alcohol. No todas pero hay estaciones de servicio en que se venden alcohol, kioscos en la Güemes y determinados lugares que están en los alrededores del Paseo del Sol. Yo le pido a la Policía que hagan esos controles y que luego eleven a mi Juzgado para determinar que sanción se aplicará que puede ser arresto, multa o la clausura del local».

«Tambien recepcionamos denuncias de que en ciertos supermercados vendían bebidas alcohólicas pero el tema está en que va un mayor de edad a comprar y atrás van menores. Es muy difícil poder acceder a esos controles. Estamos tratando de cerrar todo lo que se pueda cerrar. También depende de cada uno ser conscientes y de cada papa saber como cuidar a nuestro hijos y deslindar responsabilidades al estado», amplió.

«Siempre hablamos con la Policía, lo hacemos por oficio y escrito, hacemos reuniones. No es la primera vez que se habla del tema. Desde el mes de abril del año pasado empezamos a intensificar los controles que a veces la Policía no los hacia por falta de recursos. Igualmente pedíamos a la Jefatura de la Policía, al Gobierno y dimos intervención al Superior Tribunal de Justicia para que ellos también puedan exhortar a que se de cumplimiento a los elementos que están faltando que no solo tiene que ver con la venta de bebidas alcohólicas sino con la prevención del delito. La Policía esta dejando de controlar la casa del vecino para ir a cubrir un boliche. La idea es que podamos cubrir la mayor cantidad en lo que hace a prevención y seguridad.

No obstante eso la Policía hace los controles y vamos a necesitar mas porque la gente esta necesitando que los estemos controlando pero me parece que no es así, que debe de nacer de cada uno saber lo que esta mal y lo que esta bien. Mas allá de eso los controles se intensifican con los recursos que tenemos lo mas efectivos posibles», finalizó.