sáb. Abr 4th, 2020

Con aportes del Municipio y vecinos, el Hospital de Charata equipa los nuevos consultorios como salas de aislamiento

Si bien en la ciudad de Charata hasta el momento se registraron tres casos sospechosos de coronavirus que están en estudio, el Hospital Enrique V. de Llamas se prepara para un potencial escenario mas complejo en cuanto la pandemia en nuestra ciudad.

Es por ello que desde la dirección del nosocomio a cargo de la Lic. Emilia Parra se dispuso redireccionar la función de los seis nuevos consultorios que fueron construidos en la obra de ampliación del edificio del hospital. Fueron equipados y adaptados en seis salas de aislamiento con sus camas correspondientes y un área de enfermería.

Esto fue posible gracias a aportes del Municipio de Charata como así también de vecinos y ONGs de nuestra ciudad que permanentemente están colaborando con el centro de salud. Las donaciones van desde colchones y almohadas pasando por la confección de batas y barbijos hasta el servicio técnico gratuito para instalar los equipos en la sala de aislamiento.

Esto dijo Emilia Parra en dialogo con STC Informa: «Estamos trabajando con personal reducido pero enfocándonos en los casos respiratorios mas urgentes, tomando todas las medidas necesarias, utilizando el equipo de barrera para evitar el contacto con los virus. Apelando a eso a que tengas todos los recaudo necesarios para que nadie enferme. Este es un trabajo fuerte y en equipo que mostró la solidaridad de todos.

Nuestra municipalidad siempre está, no solamente ahora en una etapa aguda que tenemos donde todos salimos a ver como nos preparamos, siempre se nos esta asistiendo en la medida que pueden y necesitamos. Y no solo eso, en los insumos diarios y cotidianos sino que en estos días nos han colaborado con equipamiento que habíamos solicitado, un equipo del hospital conjuntamente con nuestras medicas que trabajan aquí y se preparó lo que nosotros teníamos ahora como la ampliación del hospital que estaba destinado a consultorios con quienes ya iban a trabajar allí pero dada a la emergencia hemos redireccionado su función y lo utilizamos para aislamiento.

Para ello había que equiparlo, no teníamos camas. El Municipio nos aportó las camas, los colchones, los biombos y mas aun nos aporto también medicación, algunos elementos necesarios para la atención directa del paciente. Y seguimos trabajando. También la comunidad aportó, vecinos, instituciones, ONG que se pusieron a coser batas, cubrebotas, barbijos. De hecho uno de los barbijos que tengo puestos fue hecho por Solidagro que siempre aporta de una manera.

Y la gente colabora mas aun quedándose en casa, cuando el vecino se queda en su casa también esta haciendo un aporte muy importante. Eso tenemos que dejarlo claro. Si nos quedamos en casa vamos a evitar que el virus siga circulando y vamos a tener menos casos posibles. De todos depende que salgamos airosos de esta situación,

Comentarios