Jue. Abr 25th, 2024

Juan Carlos Sequenzia: «No se puede vivir con esta inseguridad en Charata, basta de la puerta giratoria para los delincuentes»

Juan Carlos Sequenzia, vecino de Charata y conocido productor de la zona, sufrió un violento asalto en su domicilio el día viernes. Dos motochorros lo interceptaron cuando ingresaba a su domicilio, uno de ellos lo agredió y le sustrajo una mochila que contenía una suma de 400 mil pesos.

Los delincuentes estan detenidos, sin embargo el dinero no aparece. En dialogo con MOVILERO.com.ar aseguró que los hampones lo marcaron en el banco, lugar donde había acudido previamente antes de ser víctima de robo. Agradece que el hecho no tuvo consecuencias graves para su integridad y su familia y pide mas seguridad: «No se puede vivir con esta inseguridad en Charata, basta de la puerta giratoria para los delincuentes».

«El fin de semana lamentablemente después de hacer mis actividades normales de toda la mañana que es hacer banco, comercio, estaba de regreso 12y 2 minutos con mi familia en mi hogar. Se baja mi esposa, mi hijo, ingresan al domicilio, yo unos pasos mas atrás venía, cuando de repente un individuo que ni lo vi, solamente me di cuenta cuando me pegó de atrás una tremenda piña detrás de la oreja, me tumbó y me manoteo la mochila que venia con algo de dinero de regreso al banco.

Después salí a la persecución de ellos, se me perdieron, volvieron a aparecer en otro lugar y después los perdí de vista. Pero tenía un punto de referencia mas o menos de que lugar se me perdieron. Al regreso a mi hogar la Policía ya estaba acá con el acompañamiento de un oficial, fuimos al lugar, les indiqué donde mas o menos se me habían perdido de vista, la Policía ingresó en esos lugares, unos baldíos y a los 10 minutos aparecieron con la mochila semiquemada, nada de dinero, la campera del que manejaba la moto dentro de la mochila.

Es un mal momento, es un momento de bronca e impotencia, te sentís impotente porque seguimos acá, Charata donde nos conocemos todos, donde todavía creemos que es una ciudad tranquila, lamentablemente tenemos estos temas de inseguridad que son graves, me tocó a mi pero le puede tocar a cualquiera. Personalmente le digo a la gente que tenga cuidado, hoy no miden si es un celular o una mochila con dinero.

Yo vine marcado del banco, yo ya tuve charlas informales con gente del banco y los dos cajeros esos que están en el banco Nación estamos a la vista de todos, a la vista de la gente. Vos ves cuando una persona deposita plata, es mas no necesitas ingresar al banco, desde afuera se ve lo que vos estas haciendo adentro, qué transacciones estas haciendo. La gente del banco tiene que hacer algo, mas resguardo, mas privacidad para la gente que estamos trabajando comercialmente. Hay gente que va a hacer otros trámites y dentro de ellos hay gente camuflada que no tiene nada que hacer dentro del banco y lamentablemente están ahí, te marcan, me han visto con la mochila salir, obviamente con el dato de que algo de dinero había pero obviamente no el monto que creían ellos. Venís marcado, estamos muy a la deriva.

Yo cuando miraba la tele y veía que en Buenos Aires decían gracias a Dios que no estaba en mi casa, gracias a Dios que me llevaron el auto nada mas. Yo decía ‘qué gente pelotuda que van a agradecerle a Dios por esto o por aquello’. Y yo hoy te puedo decir lo mismo, gracias a Dios que no fue a mayores, que no me dieron un garrotazo en la cabeza o una puñalada por atrás porque esta gente está decidida a todo. Deci que solo fue una piña, estoy bien de salud gracias a Dios, solo tengo dolores en un codo en un dedo donde me tironearon la mochila.

Soy hijo de Charata, criado y me voy a queda acá hasta el ultimo día. Yo lo que pido es agilidad en las cosas, un poco mas de respeto por nosotros, por el individuo común. No puede ser que para hacer un allanamiento se necesite un montón de cosas. Uno de los que me robaron a las dos horas y media estuvo apresado con moto y todo, y el otro para poder hacer un allanamiento había que mandar fotos de las cámaras, decí que yo tengo mis vecinos colaboraron y me dieron las suyas. Corroboramos todo y antes de las 24 horas estaba apresado el otro también. Dice que no se acuerda donde dejó la plata, va a venir la puerta giratoria y va a salir. Y la plata no aparece, entonces entras a desconfiar de todo el mundo. No se puede gastar 400 mil pesos en menos de 24 horas. Y si no se acuerda, yo lo dejo preso hasta que se acuerde, no hace falta pegarle ni castigarlo. Dejalo preso y cuando se acuerde donde dejó el dinero va a salir. Todo es muy rápido, muy lindo, pero seguimos con el pescado sin vender, la plata no aparece que es realmente lo que me interesa porque es dinero que a mi me cuesta ganarlo.

Pido mas Justicia, mas agilidad en todo, que nos dejemos de joder con la puerta giratoria, acá tenemos leyes de hace 50 años y esto se va a poner peor lamentablemente. Yo, vos y todos los vecinos andamos tranquilos porque pensamos que Charata sigue siendo el Charata de hace 20 años y no, tenemos que andar con cuatro ojos tengas dinero o no. No podes dejar una batería o una caja de herramientas o una goma de auxilio o una garrafa porque te llevan todo, así no se puede vivir. Hay medios, las autoridades, el intendente, las fuerzas vivas, tenemos que hacer algo para volver a ser el Charata que era antes», finalizó.