Lun. May 20th, 2024

Los golpes de calor y la gastroenteritis azotan durante el verano

Las consultas más frecuentes que atiende el médico Isaac Yurrita en esta época del año son de pacientes que sufren fuertes dolores abdominales, golpes de calor y deshidratación.
Es muy común que durante el verano la mayoría de la población sufra las consecuencias de los excesos provocados durante las fiestas y por no cumplir con los hábitos alimenticios recomendados para tener un estilo de vida más saludable y no sufrir complicaciones adversas.
“En esta estación del año abunda la presencia de golpes de calor como así también de hipertermia que es el aumento de la temperatura corporal. Además del cuadro de deshidratación, sed excesiva, dolores de cabeza incluso dolor de estómago y vomito. Es más frecuente la presentación clínica de este tipo de pacientes que vienen de la zona rural porque trabajan en horarios continuados con un sol excesivo”, indicó el doctor Isaac Yurrita a MOVILERO.com.ar
El profesional indicó que hay muchas consultas de niños y adultos mayores (65 años en adelante) por cuadros gastrointestinales virales que pueden producir diarrea, vómitos, aumento de la temperatura corporal. “Producto de todo esto se puede generar un cuadro de deshidratación que puede ser leve, moderada o severa en que el paciente tendría que internarse y hacer un tratamiento con hidratación parenteral a través de suero”, expresó.
En adultos mayores las virosis gastrointestinales son fáciles de contagiar y el paciente llega con el cuadro típico. “Realiza la consulta porque la diarrea es muy excesiva, en mucha cantidad. Y empieza a sentirse decaído, los que tienen aparato de medición en la casa empiezan experimentar presión baja, mucho mareo y dolor de cabeza. En el caso de los niños a la primera fiebre los padres acuden a la consulta ya que no es normal y es preocupante”, precisó el médico.
Sin embargo, Yurrita aseguró que generalmente es rápida la recuperación. “Cuando uno realiza una terapia endovenosa con una hidratación el paciente generalmente se recupera rápidamente. En 24 o 48 horas ya está recuperado. Obviamente que después se le da una alimentación adecuada para para que la siga durante 4 o 5 días aproximadamente e hidratación con agua mineral”.