Dom. May 26th, 2024

María Julia Avila: “Sentís una gran impotencia de que te hayan entrado en tu casa”

«Ojala tengamos suerte y podamos recuperar nuestras cosas, al menos una netbook que es mi herramienta de trabajo», sostuvo la nueva victima de la inseguridad en Charata. 

Tras el robo que sufriera en su casa mientras estaba de viaje por cuestiones de salud, Maria Julia Avila dialogó con MOVILERO.com.ar y dio más detalles acerca de cómo se produjo el despojo y la “sensación de inseguridad” constante que queda tras ser víctima de este grave hecho.
“El sábado a la medianoche llegamos de un viaje a Resistencia y encontramos la puerta retirada con la prolijidad de alguien que está acostumbrado a hacer ese tipo de cosas. Y encontramos la casa dada vuelta. A parte de las cosas de valor económico que se robaron, uno se siente violado en su privacidad porque encontramos revuelto todo, inclusive ropa y cosas personales.
Los ladrones hicieron destrozos y se llevaron un televisor led de 30 pulgadas, una cámara digital, un DVD negro, una netbook de Conectar Igualdad y una notebook marca BGH, una valija color rosado, entre otros elementos. Dos caloventores, un secador de pelo, bucleras, cadenas y pulseritas de oro “que tienen valor más sentimental. Y otras cosas que con el pasar el día me voy dando cuenta que me están faltando”.
También se llevaron herramientas de trabajo como una netbook donde uno tiene documentos que está haciendo guardadas allí. Sentimos impotencia, te sentís inseguro más allá de que pudimos cambiar las puertas, es muy feo. No es la primera vez que me toca, es el tercer o cuarto robo que sufro y se hace difícil sobrellevar la sensación de inseguridad que uno pasa.
El hecho, estima la damnificada, habría ocurrido entre el viernes después de las 3 de la mañana y las 00 horas del domingo, período que duró su estadía fuera de la vivienda.
Intentaron robarse la moto tambien. Como no pudieron, la desarmaron u poco y le sacaron la batería. Dejaron un destornillador y un cortafierros improvisado. Desgraciadamente la puerta por donde ingresaron es la única que no tiene rejas.
Me robaron a una cuadra y media de la Comisaria. Cerca de mi casa hay comercios que están abiertos hasta altas horas de la madrugada y son gente que habrán estudiado un poco la situación, que vinieron dispuestas con su herramientas a actuar y que se tomaron el tiempo hasta para ocupar el baño.
También buscaban dinero en efectivo porque rompieron cosas personales. Lo que no encontraron lo rompieron. Duele la impotencia de que te hayan entrado en tu casa. Todo lo que tengo lo consigo trabajando todo el día.
Viaje por cuestiones de salud y nunca imagine encontrarme en esta situación. Habrán visto que no me encontraba por dos noches y por eso entraron.
Los ladrones se tomaron todo el tiempo del mundo y hasta se dieron el gusto de hacer sus necesidades en el baño de la vivienda.
Las luces de mi casa alumbran poco y el alumbrado público evidentemente tiene algún desperfecto técnico porque cada vez que haces el reclamo se la arregla. Nadie vio nada y yo quisiera pedirles a todos que si alguien les quiera vender por lo menos esa netbook de conectar igualdad que tiene información importante de trabajo, que me avisen.
No quiero seguir revisando porque en todo ese desastre me doy cuenta de que me faltan más cosas. Vamos a ver si por ahí tenemos suerte y se llega a encontrar algo. Uno en este momento tiene que agradecer que no estaba y no te paso nada. Las consecuencias pudieron haber sido peores”.