Mar. May 21st, 2024

Preocupación en la comunidad por el estado de las calles

Las lluvias constantes y las dificultades en trabajos de mantenimiento perjudican notablemente a las calles de ripio. El estado de gran parte de estas arterias es preocupante y algunas se tornan intransitables.

Lamentablemente las lluvias constantes en nuestra ciudad con milimetros mensuales que hace varios años no se registraban, presentaron un escenario preocupante para la vida cotidiana de nuestra comunidad.

Esta situación perjudica notablemente a las ya de por sí deterioradas calles de ripio. El estado de gran parte de estas arterias es alarmante y algunas se tornan intransitables.

Así como varios expresan sus reclamos ante el área correspondiente o en redes sociales por las complicaciones que esto genera a la hora de concurrir al lugar de trabajo o llevar a sus hijos a la escuela; algunos vecinos logran comprender que es imposible que con este tiempo se pueda mejorar algo. Y no solo eso sino que ademas de esperar al cese de la lluvia, luego hay que hacerlo varios días más para el secado de las mismas, si no las máquinas no pueden ingresar a los sectores complicados.

«Desde el área de Obras Publicas nos estamos ocupando de esta tema. Las calles que son de ripio están bastante deterioradas y esa es una realidad. Las copiosas y continuas lluvias no nos permiten realizar el trabajo debido. Y cuando se las repara lo único que hacemos es mover el poco ripio que había. Al no recibir la compactacion necesaria durante el tiempo que se debe porque al otro día o dos días vuelve a llover; se genera lo que hoy en día cuando circulamos nuestras calles podemos observar»; manifestó María Luisa Chomiak, intendente de nuestra ciudad, a MOVILERO.com.ar

A todo esto hay que sumar el aliciente de la escasa provisión de ripio desde la canteras Las Piedritas para realizar la reparación integral de estas calles. En este sentido la jefa comunal expresó que «ajenos a nuestra voluntad durante 9 meses no pudimos trasladar ripio desde las canteras porque permanecieron cerradas por el cambio de concesión. Aun después de abrirse lo que podemos recibir son solamente dos camiones diarios, es decir 60 toneladas de ripio».

Y agregó: «Quiero decirle a la comunidad que estos dos camiones le permiten al Municipio de Charata solamente reparar 50 metros de calle, es decir media cuadra. El costo para traer un equipo de ripio de Las Piedritas es de 12 mil pesos. Estamos hablando de recursos importantes. Aun teniendo los recursos estamos condicionados por algo que no depende de nosotros que es clima y que no nos permite traer el ripio que necesitamos».

Asimismo Chomiak sostuvo que «nos vamos a tener que conformar con que el tiempo mejore, pasar las maquinas para reparar las grietas que hace la lluvia y esperar que no vuelva a llover. Ha llovido en estos tres meses lo que se supone que se tendría que computar en un año. Años atrás observamos polvaredas en nuestra ciudad porque no había agua para regar las calles. Y cuando llovían pocos milímetros tambien estábamos anegados»; recordó.

Otro de los temas que preocupan es el de los baches, que al estar cubiertos con agua se tornan más peligrosos que lo habitual y esta situación se da no solo en calles internas, sino en los principales accesos a la ciudad como Avenida Pringles cuyo bacheo, si el tiempo lo permite, comenzará el próximo lunes tal cual lo anunció la Intendente Maria Luisa Chomiak dias pasados.

«Quiero pedirle toda la paciencia a los vecinos, no doy estas declaraciones para justificarme. Si hay alguien que desea tener 30 días seguidos de sol para poder arreglar las calles quédese tranquila que es esta intendente. Porque asi como hemos trabajado para mejorar las arterias de asfalto como la San Martín y Belgrano tambien queremos llevar soluciones a los barrios. Solo que el tiempo no nos lo permite»; concluyó Chomiak.