Mar. May 21st, 2024

“Te espero a la salida”: nuevo caso de violencia escolar en Charata

Una alumna amenazó a otra en la EES N° 355. Cuando la estaban golpeando sus compañeros la defendieron. El negligente accionar de una docente.
El día viernes la mamá de una alumna que asiste a la Escuela N° 355 radicó una denuncia en la Comisaria local. Su hija durante el horario de clases fue amenazada y agredida por su compañera.
Según la menor, en primera instancia su compañera le había reclamado haciéndola responsable de algunos comentarios que esta habría vertido sobre su persona. Después de la discusión le dijo que a la hora de salida la iba a espera en la vereda.
De acuerdo al informe policial esta situación se dio durante todo el horario de clase y en el recreo la amenazo nuevamente en el baño de la escuela.
La alumna puso en conocimiento este episodio a su maestra y esta solamente la tranquilizó diciéndole que no le iba a suceder nada y que su compañera no iba poner en práctica lo que prometía en sus amenazas.
A la hora de salida de la escuela la menor quiso escapar de su compañera. Salió apresuradamente pero de todas maneras fue alcanzada en las afueras del establecimiento educativo.
Recibió un empujón lo cual hizo que se cayera al piso y en ese momento compañeros tomaron participación para defender a la alumna e impidieron que la otra continúe agrediéndola.
Inmediatamente esta chica se retiró del lugar con intenciones de no ser vista por ninguna autoridad de la escuela.
La madre de la alumna agredida, preocupada por esta situación, radico la denuncia para que tomen participación los organismos correspondientes a fin de que esta menor cese en su conducta y su hija pueda concurrir tranquilamente a la escuela.
La misma quedo en manos de la Fiscalía de Investigación N° 3.
Esta es la segunda denuncia de violencia escolar que se lleva adelante en menos de una semana.
La anterior fue un caso que se dio en la EES N° 44, ex Colegio Nacional, donde una alumna tomó de los pelos y aplicó golpes a otra en el interior del aula durante el horario del recreo.
Un compañero arengó esta agresión y una compañera filmó el ataque con su teléfono celular.