lun. Jul 26th, 2021

Tras el bullyng, se vienen cambios en el ex Colegio Nacional

Cuáles fueron las medidas disciplinarias dispuestas por las autoridades del establecimiento después del caso de violencia escolar en la EES N° 44.

Tras el caso de violencia escolar que tuvo lugar en el ex Colegio Nacional, la vicedirectora de la EES N°44 Iris Coria manifestó su preocupación y dio a conocer las medidas disciplinarias y los cambios que llevaron adelante en el establecimiento educativo.
“Es una situación nos tiene ocupados aun cuando siempre hemos trabajado sobre las normas y los valores; es parte de nuestra tarea, está dentro del curriculum y de nuestro ideal institucional. Ahora tendremos que focalizarnos un poco más para prevenir, que no vuelvan a ocurrir estos hechos que no solo son parte de las instituciones escolares, sino de una sociedad que vive situaciones de violencia”, sostuvo Iris Coria.
Y agregó: “Estos hechos que son de público conocimiento no nos hubiera gustado que pasen pero sucedieron, están documentados y hemos tomado todo los recaudos normativos. Hemos seguido las vías que corresponden, hemos realizados los trámites encuadrados en la normativa para dilucidar estos casos de violencia escolar.
“El ex colegio Nacional no es una escuela violenta”, aseguró la vicedirectora de la EES N° 22. “Simplemente es una situación y otros hechos totalmente aislados que sucedieron fuera de la escuela y que nada tienen que ver uno con otro. Este caso tuvo lugar dentro de la escuela lo cual nos llamó la atención”.
Asimismo, Iris Coria detalló que “inmediatamente el día lunes hemos tenido una reunión con los auxiliares docentes, hemos acordado medidas alternativas, proyectos y charlas con organismos de nuestra localidad para que nos vengan a ayudar en esto. La situación era diferente a la de otros casos, tuvo mucha repercusión. El papa de la alumna agredida con todo su derecho tomo la decisión de hacer la denuncia”.
“Hemos hablado con los dos papas involucrados y otros que han sentido la necesidad de hablar con nosotros, han venido por voluntad propia. En todo momento se han mostrado abiertos a solucionar el problema porque atañen a sus hijos. Los directivos y docentes pasamos, pero los hijos son lo más preciado para su padres y por lo tanto se muestran preocupados”, añadió.
Además, la vicedirectora manifestó que “esta escuela no está desinteresada por lo que le pasa a sus alumnos, muy por el contrario. Somos de ir a hablar con los alumnos en las clases inclusive los cursos a que concurren los alumnos que estuvieron involucrados en este caso. Son alumnos del curso básico y por lo tanto son los que más atención merecen porque son ingresantes y están adaptándose a la escuela”.
Consultado sobre las herramientas con que cuenta el docente para actuar en estos casos de violencia, Iris Coria expresó que “los docentes en la actualidad estamos muy vulnerables. Incluso las amonestaciones no son herramientas recomendables. Hay otras formas, la mediación, la negociación, la conciliación a través del dialogo. Y es lo que todo el tiempo estamos proponiéndoles a nuestros alumnos”.
“Nuestra escuela se caracteriza por trabajar con el dialogo en este caso entre los dos alumnos, llegar a un acuerdo porque consideramos que el cambio de actitud no parte de una coacción sino de la voluntad de cada uno y del aprender. También tenemos muy claras las posturas en cuanto a las medidas disciplinarias”, indicó.
Y amplió: “Estamos un poco desprovistos de otras herramientas y necesitamos que los padres se ocupen, que se involucren, concurran a los establecimientos y hagan sus recomendaciones y críticas. Todo el aporte que puedan hacer es importante, necesitamos padres que trabajen con nosotros, solos no podemos. Hay cosas que nos exceden y no podemos trabajar. Necesitamos padres que sean comprometidos y que realmente quieran a sus hijos, que los quieran ver bien. Que quieran formar ciudadanos responsables, críticos. Y sobre todo que sean capaces de construir un clima armónico”.
“Hable con mis alumnos en la entrada a clases, ellos eran los más interesados. Les dije que la convivencia no se logra por un estatuto, por un decreto o por una circular. Es una construcción colectiva”.
A raíz de estos hechos, el establecimiento queda expuesto de una forma que no es la ideal y los chicos que aman su colegio se muestraron preocupados: “Los auxiliares docentes me decían que se acercaban los alumnos y les manifestaban estar dolidos por lo que paso en nuestro colegio. No es hora de retar a los alumnos que protagonizaron este caso sino acompañar, exhortar y ver que practicas ponemos en marcha para que esto no vuelva ocurrir”.
¿La convivencia en el mismo curso de las alumnas involucradas va a continuar? Iris Coria respondió que si. “Hay que aprender a convivir con el otro en el marco del respeto. Si uno respeta al otro el resto viene solo. Frente a esto hemos tomado algunas medidas conjuntas con los auxiliares dicentes que son los que más conocen la disciplina escolar”.
En cuanto a las medidas disciplinarias que se han tomado en la institución educativa, la docente dio a conocer que han decidido priorizar la atención de los alumnos durante el recreo. “Tampoco los alumnos permanecerán en las aulas durante el mismo sino que se los va a invitar a que vayan a la biblioteca por ejemplo que un ámbito propicio para la charla, para estar con un compañero, repasar algo”.
Además habló sobre el desarrollo de charlas con profesionales y personas que estén preparadas para concientizar. “Desde los docentes ya comenzamos con estas acciones, ya armamos talleres de concientización, trabajar con normas, con frases, una variedad de propuesta pedagógicas porque esa es nuestra misión. Nuestro lugar son las aulas, el acompañamiento a los alumnos. La justicia hará lo suyo, nosotros tenemos que atender a nuestros alumnos, evitar que esto vuelva a ocurrir y formar personas sanas que atiendan a una convivencia armónica”.
“Estos alumnos no tenían antecedentes, cuando fui a evaluar las medidas disciplinarias a tomar el primero que vi fue eso. Son cosas que no deben pasar. Pero tenemos que aprender de esto. Los docentes se involucran y colaboran con nosotros. A partir de experiencias que no son gratas debemos rescatar algo”, sostuvo la vicedirectora del ex Colegio Nacional.
Consultada sobre las responsabilidades del establecimiento en estos hechos de violencia escolar, Iris Coria fue contundente: “Todos somos responsables siempre. A veces por omisión, otras por tomar medidas no acertadas. Siempre hay responsabilidades compartidas. Somos un sistema en la escuela. Cuando uno de los elementos de este sistema hace lo que no corresponde, deja de hacer o deja de mirar repercute en algún otro elemento”.
“La convivencia en establecimiento es como en la familia, como en tu trabajo”, aseguró. “Hay formas y debemos aprender a convivir con el otro. La solidaridad y el trabajo en equipo son cosas que la sociedad hoy demanda porque esta violencia es una muestra de lo que acontece en otros ámbitos sociales”, finalizó.

Comentarios