Lun. May 20th, 2024

Tras un grave accidente Anibal se recupera: «Es un milagro de Dios», asegura su madre.

Anibal Barquilla es un niño de 11 años quien participó de un accidente de transito meses atrás. Una de las ruedas de un camión pasaron por su piernita.

En aquel momento todo era angustia y desesperación porque existía la posibilidad de que le amputen la pierna a este niño.

Sin embargo todo eso ha quedado atrás gracias a la ciencia, la sabiduría de los médicos y un milagro de Dios. Hoy Anibal se encuentra en plena etapa de rehabilitación.

En dialogo con MOVILERO.com.ar su madre, Yamila Luna, cuenta que desde un primer momento el niño demostró fortaleza y que iba a luchar asta volver a caminar. Hoy tiene una otra oportunidad.

Pero esto no termina, todo lo contrario, esto sigue porque hay un camino bastante largo que hay recorrer. Luego de las distintas intervenciones quirúrgicas Anibal esta recuperándose y necesita unas muletas. Por eso Yamila acude a la comunidad para agradecer y solicitar nuevamente colaboración.

«Quería agradecer a toda la gente que colaboró con mi hijo, esta recuperándose de a poco. Y quiero aprovechar para pedir una muleta que esta necesitando para empezar a pisar, a caminar. Una muleta no es fácil de conseguir y por eso acudo a la comunidad», sostuvo.

 

Y agregó: «Anibal tiene 11 años y la muleta que necesitamos es 1,50 m. es lo que nos pidió el kinesiologo. Tenemos que viajar el 13 de Julio nuevamente con el, debe entrar al quirofano otra vez porque le van a sacar los clavitos y los puntos. Le hicieron injertos en la pierna y van a ver si se les pego y están funcionando bien y si no se le va a volver a hacer».

Hoy también están necesitando ese acompañamiento económico mas allá de la muleta. «Si alguien quiere colaborar bienvenido sea con lo que deseen. Yo tengo dos nenas mas y que cada vez que yo viajo tienen que quedar con su abuelita que se hace cargo de ella. Tengo una nena de 8 años con discapacidad. Siempre es una preocupación mas por mas que quede con su abuela porque tiene sus problemas», expresó.

De la desesperación y de aquellas lagrimas que se derramaron, hoy es otra la situación. Y no es para menos porque ha cambiado el panorama. Atrás quedó eso pero hay que ir por mas. «Yo no voy a parar hasta que mi hijo no camine. Es lo que mas quiero. El estuvo en una situación critica, hasta lo médicos me dicen que esto fue un milagro de Dios, que hoy pueda tener su piernita y pueda estar con nosotros. Nunca voy a dejar de agradecer a Dios el milagro que hizo por mi hijo. Se lucho y hoy estamos acá presentes con el en la casa. No es un proceso de hoy para mañana, nosotros tenemos para rato, el medico ya nos dijo.

Anibal tiene 11 años, cursa el 6to grado en la Escuela N° 32 y quiere volver a caminar. «El esta como el primer día, con sus ganas de volver a caminar. Eso fue desde el primer momento en que el tuvo el accidente, el siempre en todo momento me decía mami yo estoy bien, mami yo quiero que nadie llore por mi. Con esa valentía a pesar de ser un nene de 11 años me dio la fuerza y el valor para ponerme a la par de el y seguir luchando para que el pueda volver a caminar. Y así va a ser».

Yamila es una madre a quien no le interesó quien fue el otro protagonista del accidente sino que priorizó la salud de su hijo. Por allí hubiese estado con algun rencor o algo por el estilo, sin embargo dejó de lado todo eso para confiar en Dios. «No tengo bronca, eso queda todo en manos de Dios. Solo estoy pendiente a que mi hijo, quizás no vuelva a ser el mismo, pero que pueda volver a caminar. Bronca no le tengo a nadie, no se quienes fueron. Yo estoy pendiente de la salud de mi hijo, nada mas», finalizó.

La persona que desee colaborar con Anibal debe comunicarse al 3731 624359. La unión hace a la fuerza.