Dom. May 26th, 2024

Tulio Cisneros: “Es la quinta vez que me roban, ya no se qué hacer”

En el ultimo tiempo este vecino de Charata fue victima de la inseguridad en varias oportunidades. Testimonio crudo de una realidad que golpea fuerte a nuestra comunidad. «Ya no espero nada de la Policía, estoy pensando en comprar un arma para cuidar yo mismo a mi familia», manifestó. 

Tulio Cisneros es un vecino del Barrio Libertad de Charata quien una vez más fue víctima de la inseguridad.
En el último tiempo el y su familia han sufrido cinco robos en total en los cuales los delincuentes se llevaron entre otras cosas tres motocicletas, dos bicicletas y dinero en efectivo.
Sin lugar a dudas una situación que cansa y que agota la tolerancia de un trabajador a quien como a todos le cuesta lograr sus cosas que en cinco minutos son despojadas por manos de los amigos de lo ajeno.
En dialogo con MOVILERO.com.ar este vecino de Charata afirma que ya no acude a hacer la denuncia porque la Policia «jamas encontró nada» de lo que le robaron y que piensa seriamente en comprar un arma por la seguridad de su familia.
“Es la quinta vez que me roban y entran a mi casa, estoy cansado, ya no se qué hacer. No se qué medidas de seguridad tomar”, exclama con bronca e impotencia Tulio Cisneros.
El último robo fue el miércoles de la semana pasada en un lapso de las 10 a 12:30 hs de la mañana. Ladrones ingresaron a la casa de la familia Cisneros previo a romper una ventana y tras un desorden sustrajeron elementos electrónicos como secadores de pelos y máquinas de afeitar. Además se llevaron títulos de su hija, un bolso con ropa de bebe y plata en efectivo.
“Me llevaron alcancías con dinero que uno ahorra para ciertas circunstancias, a uno le puede pasar algo con el tema de enfermedad mas por eso, tengo una criatura de seis meses. Tampoco era mucho. Habrá sido 1500 pesos o 2000 en monedas que uno la guarda en un tarrito, se llevaron hasta eso”, detallo Cisneros.
Y agregó: “La última moto que me robaron en casa a principio de año no la había terminado de pagar. Es indignante lo que está pasando en nuestra ciudad. Si yo tengo que hablar bien de la policía no lo voy a hacer porque a mí nunca me recuperaron las cosas. Fui a la Comisaria todos estos meses a perder el tiempo nada más. A lo mejor los agarran a los ladrones, salen al otro día y roban en otro lado. Miras en la televisión y es robos a unos y a otros. A mi me indigna porque le roban a gente que trabajamos y a nosotros nos cuesta mucho comprar las cosas”.
A su vez Tulio Cisneros insiste en que “no es posible que vivamos así. Mi señora trabaja, mis hijos trabajan y estudian y uno ya no puede salir de la casa. Yo vivo en otro lugar y lamentablemente tengo que dejar mi casa sola. A veces pierdo días de trabajo. Esto no da para más. Si hoy me preguntas si quiero comprar una moto y te digo que no. Prefiero comprar un arma y poner electricidad en mi casa más allá de que sé que no se debe hacer. Estoy harto, cansadísimo de que me roben estas lacras”.
Y manifieste que nunca ha tenido respuestas de la policía. “El día que me encuentren algo voy a hacer una nota y les voy a agradecer personalmente. Pero nunca nada. Hoy tengo que vivir asi con mi familia. No podemos salir a ningún lado, uno se tiene que quedar en la casa, sale el otro. En el momento que dejas a casa sola parece que están sabiendo que vos no estas. Aparte de las cosas rotas que te dejan, te rompen ventanas, te rompen puertas, te dañan la casa”.
“Es indígnate que entren y te saquen cosas que para mi hija tiene mucho valor como el título secundario o terciario. Cosas que vos vas logrando en la vida y te las llevan. Se meten con la privacidad de tu familia. No podes estar tranquilo en ningún momento de tu vida. A la noche escuchas un ruido y te vivís levantando”, expresa Cisneros.
“Una vez deje elementos a propósito para ver si se lo llevan. Yo mismo me voy a encargar de la seguridad de mi casa. Desde ahora en adelante la voy a hacer yo, no necesito que este la policía. A mi casa la voy a cuidar yo. Si me tengo que desvelar lo voy a hacer. Estoy cansado de que me roben. Estoy decidido a comprar un arma. No se puede vivir de esta forma. Nunca pensé en llegar a este límite. Nunca use un arma pero lo voy a tener que hacer por la seguridad de mi familia y de mis hijos. Tendré que estar armado en mi casa. Yo se que no es el camino pero no tengo otra forma. Ya puse rejas, tengo un perro. No se qué hacer. Hasta en la salud te produce daño. Mi señora empezó a ir al psicólogo. No podes estar tranquilo”, agregó.
Concluyó: “Seguridad ya no puedo pedir. No estoy seguro en ningún lado. Solo pido que me encuentren las cosas que me robaron entre esos los papeles de mi hija que son muy importantes para ella. A veces uno se calla como sucede con la mayoría de los robos en Charata y dice para que voy a hacer la denuncia. Pero llega un momento en que uno explota y digo las cosas que siento y que pienso. A mí me cuesta mucho tener las cosas de mi familia y es indignante que entren en tu casa, hagan destrozos y se lleven lo que se les canta”.